lunes, 16 de febrero de 2009

CARNAVAL

Ganas me entran de hablar de los enanitos que le crecen a Don Mariano. De las mil y una tramas que empiezan a vislumbrarse. Del apoyo incondicional que a don Mariano le prestan dentro de sus filas. De los silencios de don José María.
De las cacicadas de alcaldes, alcaldillos, consortes y candidatos que no ejercen, que pululan por esta querida tierra mía. Pero hoy soy partidario de la calle, del diccionario popular de Badajoz, de la merluza del Sardiña y de las "gracietas del alcalde", de la moto de Monago y su manguera de bombero, de la oposi...¿qué? ¡Naaa, de los otros! de las crisis ¿Qué crisis?, hoy vuelvo a ponerme mi disfraz, mi máscara y vuelvo a irme a la calle, de bar en bar, de esquina en esquina, donde atronan la ciudad 10.000 tambores al mismo son, 10.000 voces cantando la misma canción, sientiendo temblar los cristales y sintiendo la percusión en el pecho y todos, todos gritando ¡EO BADAJÓ, BADAJÓ, EO BADAJÓ, BADAJÓ! "El mejor del mundo y sin salir en televisión.
¡¡¡VIVA EL CARNAVAL, VIVA BADAJOZ!!!