sábado, 19 de enero de 2013

Ideología I

En 1977 en la contraportada de mi Carnet de las JJ.SS. Ponía/ pone :
”La Juventud es la llama de la Revolución Proletaria”.

Cuando me afilié al Partido, en 1987, en el interior del Carnet venía/ viene la siguiente Declaración de Principios:
El Partido socialista declara que tiene por aspiración:
1º.- La posesión del poder político por la clase trabajadora.
2º.- La transformación de la propiedad individual o corporativa de los instrumentos de trabajo en propiedad colectiva, social o común.
Entendemos por instrumentos de trabajo la tierra, las minas, los transportes, las fábricas, máquinas, capital moneda, etc.,etc.
3º.- La organización de la sociedad sobre la base de la federación económica, el usufructo de los instrumentos del trabajo por las colectividades obreras, garantizando a todos sus miembros el producto total de su trabajo, y la enseñanza general científica y especial de cada profesión a los individuos de uno u otro sexo.
4º.- La satisfacción por la sociedad de las necesidades de los impedidos por edad o por padecimiento.

En suma: el ideal del Partido Socialista Obrero es la completa emancipación de la clase trabajadora: es decir, la abolición de todas las clases sociales y su conversión en una sola de trabajadores dueños del fruto de su trabajo, libres, iguales, honrados e inteligentes.

Muchos años después me enviaron el moderno, con su banda magnética y todo, en él en el reverso viene la siguiente cita de Pablo Iglesias:
“Sois socialistas no para amar en silencio vuestras ideas, ni para recrearos con su grandeza y con el espíritu de justicia que las anima, sino para llevarlas a todas partes.


Al día de Hoy miro a muchos de esos llamados “barones” o líderes del Partido Socialista
y me pregunto. ¿Habrán leído estas declaraciones de principios? ¿En que han quedado?
Espero que sean muchos los militantes que relean cuales son nuestros principios y actúen en consecuencia.