viernes, 21 de agosto de 2015

Cuernos...cual cabrón con los mismos bien retorcidos.

Bueno, aquí estamos de nuevo, se acabó lo que se daba. Vamos que se me terminaron las vacaciones. ¡Me han sabido a poco!
Bien, estaba dudoso entre los varios temas que hay por ahí. Que si los Coreanos del Norte y Sur se han bombardeado con artillería, que lo de que por donde pasan los U.S.A. terminan a bofetadas, que  si los “entendidos” en economías globales nos auguran un otoño caliente y una crisis aún peor que la de 2008 de la que nosotros aún no hemos despertado sobre todo gracias a las políticas laborales y empresariales de Rajoy empeñado en lograr una España de ricos  y otra de jornaleros empobrecidos hasta la miseria.  Pero como no tengo el cuerpo “perrunillero” me he ido al cotilleo.
Resulta que tenemos 16.500 infieles. Para mi desilusión no son infieles religiosos ¡ya me gustaría! Son presuntos infieles matrimoniales o parejiles que se habían apuntado a la web de citas Ashley Madison. Bien pudiera ser que se apuntasen cuando eran singles y después se olvidaron de borrarse o que la “Empresa” no borrase sus perfiles que también podría ser. 
El caso es que tenemos a un buen puñado de extremeños y extremeñas, salvo algunos casos, que estaban e imagino están con la intención de cuernear a sus cónyugas, cónyuges, parejas o acompañantes. ¡Pues qué queréis que os diga! Mal, muy mal, eso como poco “huele a cuerno quemao” Personalmente parto de la postura de que a mi me sentaría fatal que me coronasen e imagino que a mi pareja le pasa lo mismo, pues eso, que hay que ponerse en el lugar del otro. Por supuesto que parto de la premisa de que en esos casos no hay auténtico amor por la otra persona porque cuando hay amor no piensas ni por un segundo en engañarla.
Lo bueno es que ahora los presuntos infieles, algunos, van a demandar a Ashley Madison...
¿Porque les han robado? Demanden ustedes a The Impact Team que son los ladrones informáticos. Pero mejor aún ¿por qué en lugar de demandar por haber descubierto su “engaño”  no piden disculpas a sus parejas o ex parejas? No sé, será que soy más clásico que un vals pero estas modernuras de cuernearse unos a otros al buen tuntun como que no me van.  Sería más que interesante hacer un mapa genético de los bebes nacidos en los años de funcionamiento de esta Web de citas y en las ciudades de más impacto aunque sólo fuese para saber quien es de quien...¡La que se montaría! Como nota os comento que hace ya algunos años un médico de uno de los Estados del Sur de USA hizo una cosa parecida a mi propuesta...Al final renunció a publicar los datos. ¿imagináis el por qué?