martes, 28 de diciembre de 2010

Cosas del P- P.

No quería terminar el año así, pero...si es que cuando no puede ser, no puede ser y además es imposible. Es comprensible y hasta lógico defender a los tuyos, precisamente Rodríguez Ibarra hace unos días ponía la mano en el fuego por la Alcaldesa de Plasencia...¡Como él ya no se puede quemar...! Yo también por aquello de la solidaridad entre compañeros preferiría que la cosa sea por incompetencia o negligencia, a que sea por haber metido la mano...la cosa está en manos de la Justicia, pero la mano... como que no la meto en el fuego, no sea que me queme, en estos casos estoy más con Guillermo Fernández Vara... que sea la Justicia la que hable y si hay imputación... dimisiones sobre la mesa. Bien, ¿a qué viene todo esto? Pues viene por las declaraciones de Fernández Pons sobre las causas del Señor Fabra. El que a una persona o personaje no le imputen por la prescripción del posible delito no es ni de lejos un triunfo de la presunción de inocencia como literalmente ha declarado Pons, el rey de las tramas ocultas del Gobierno. Este tal Señor Fabra tiene más causas pendientes o al menos tantas como el Cachuli marbellí y lo mejor que podrían hacer desde Génova es, mejor calladito que metiendo la patita y en lo que respecta a la Diputación de Castellón y a su suertudo Presidente...¿le habrá vuelto a tocar la lotería esta Navidad?, es que no dan ni una, porque aún está imputado por tráfico influencias y cohecho según el juez de Nules, y a los delitos mencionados hay que sumar otros contra la Hacienda. Señor Pons ¿Qué es lo que realmente ha querido decir con esas declaraciones? Cada día, y lo lamento porque tengo muy buenos y queridos amigos en el P.P., lo están haciendo mejor... defendiendo acciones, omisiones, choriceos, misoginias, homofobias y xenofobias varias...pero ¿donde tiene la gracia el P. P.?

Y son capaces de ganar elecciones y no por virtudes propias sino por la incapacidad del contrario, pero que nadie se llame a engaño, con todo lo mal que lo está haciendo el Gobierno, con todas esas privatizaciones, con todas esas políticas que sólo le vienen bien a los Mercados, ellos, el P.P. que está calladito y sin decir nada, porque no tienen nada que decir, cuando lleguen, espero que no, nos vamos a tener que atar pero bien atado los machos porque si ahora pintan bastos, con ellos nos caerán chuzos de punta.