sábado, 29 de mayo de 2010

Fastos y Gastos

Que viene, que viene…que ya está llegando el Bogbon y su familia.
¿Que por qué no me gusta? Porque salvo en milagros, en los que no creo , ni mis hijos ni yo podremos nunca ser Rey, pero sí podríamos ser Presidentes de República. Cualquier otro argumento sobra. Las monarquías de por sí, por su origen, discriminan a las personas . La “casta real” y el resto de los mortales. Y aquí comemos y lo otro…todos por igual.
Que viene, que viene…y ahora les da vergüenza que el resto del país vea por qué Badajoz es la ciudad más guarra de España y calles y aceras que hacía 15 años que no se limpiaban, hasta se baldean. Cepillos, escobones, barredoras y agua … ¡Si hacía más de 20 años que no veía una manguera cruzando una calle! Salimos en Tv y ahora sí se límpia…lo que ve la suegra, me gustaría que alguna cadena hiciese un recorrido no oficial para mostrar la mugre que Celdrán y sus Boys quiere ahora ocultar.
Que viene, que viene, que ya está aquí el Bogbon…y mil policías de allende lugares a mogollón.
Que tapan las alcantarillas y los imbornales y sellan los perímetros y “el carnet en la boca”
¡Qué pena tormenta en condiciones que descargase todo el día!
¿Estamos en Crisis! Regalamos banderitas…3000 banderitas. Total no vamos a salir de pobres…
Los estaribés, las gradas la audiencia y el piscolabis a sus Altezas…la Patrulla Águila, la Guardia Real y el Sunsuncorda de gala…si el sábado quiero ir al centro a tomar unas cañas…pues tendré que dar una vuelta como que 15 km para poder acceder y aún así.
A todo el personal le dedico esta bella cancioncita.

La mala reputación

En mi pueblo sin pretensión
tengo mala reputación
haga lo que haga es igual
todo lo consideran mal
yo no pienso pues hacer ningún daño
queriendo vivir fuera del rebaño.

No, a la gente no gusta que
uno tenga su propia fe,
Todos, todos me miran mal
salvo los ciegos es natural.

Cuando la fiesta nacional
yo me quedo en la cama igual
que la música militar
nunca me supo levantar.
En el mundo pues
no hay mayor pecado
que el de no seguir
al abanderado.

No, a la gente no gusta que
uno tenga su propia fe,
Todos me muestran con el dedo
salvo los mancos quiero y no puedo.

Si en la calle corre un ladrón
y a la zaga va un ricachón,
zancadilla pongo al señor
y aplastado el perseguidor.
Eso si que si que será una lata
siempre tengo yo que meter la pata.

No, a la gente no gusta que
uno tenga su propia fe,

Todos tras de mi a correr
salvo los cojos es de creer.