viernes, 14 de septiembre de 2012

Vuelta


Bien, ya estamos de nuevo por aquí. Espero ir animándome poco a poco hasta alcanzar niveles aceptables. No se me preocupen que no ocurre nada, es tan sólo eso, desánimo. Los meses previos a las vacaciones fueron muy intensos, demasiado diría yo. Si a esa actividad (la renovación de las Ejecutivas Locales) le añadimos las medidas políticas y económicas de nuestros amados líderes ¿Es o no es como para estar desanimado? Después, LA CALO ¡Cuánta caló ha hecho este año! Bueno, tal vez no ha sido tanto pero como por mi mala cabeza y buena boca me he expandido como el universo pues claro pasan las cosas que pasan.
Este verano no hemos tenido el Bricoverano porque limpiar, pintar paredes y demás tampoco tiene mucho misterio. Eso sí, a partir de ahora tengo menos espacio para mi tallercito y más en el trastero, donde de nuevo he vuelto a reservarme un cachino para la música. Puede que tenga casi 200 cintas y unos 100 vinilos también he puesto un portátil carpetovetónico y tengo reproductor de cd incorporado e internet, lento, muy lento pero lo tiene. Esta tarde he estado escuchando una actuación del Gran Wyoming y el Maestro Reverendo en la sala Rocambole. Creo que lo he escrito bien, espero.
. Las vacaciones, bien gracias, demasiado cortas este año. Hemos estado 6 días en tierras de Vaques y Culines. Buenísimas las fabes, los quesos y la sidra. Hermosísima Oviedo y hermosísimo el pre-románico. También fui allí, que sí, donde dicen algunos que nació España, donde Pelayo y la Virgen. ¡Señor! ¡Qué buén negocio se tienen montado allí arriba.

Por lo demás nos escapamos un día a Huelva a la playa y llevé a mi hijo al planeta Naboo (la Plaza de España de Sevilla) una de las más hermosas plazas que se pueden admirar. Disfrutó de ella y disfrutó aún más del museo militar que hay en uno de los laterales de la Plaza, la pena es que no le dejasen enredar con las armas y demás. Está bastante bien, soldados de plomo, uniformes de época, armamento de la fundición de la Real Maestranza Sevillana, bombardas pedreras, cañones napoleónicos, una réplica de la Tizona, mandobles y sables y espadas de todas las épocas y lugares, así como una magnífica colección de armamento ligero, como curiosidad, un cañón japonés de la Guerra Ruso-Japonesa de principios del S.XX que terminó en manos del Ejército Ruso Blanco, pasó a manos de los Soviets y terminó en la Guerra Civil Española. Se tarda un rato en ver todas las salas, un buen rato, sin prisas…Después nos fuimos a los Reales Alcázares, una maravilla.

Ya hemos vuelto al curro y he vuelto a la realidad. Entre unas cosas y otras he estado más de un mes sin leer prensa, sin ver noticieros y la realidad es dura, en exceso dura y Mariano y sus secuaces siguen en sus trece. Habrá que recurrir a la desobediencia civil. ¡uy! Perdón señó ministrolagobernación que ahora decir estas cosas por internete es delito. Claro, si un banquero socializa sus pérdidas es un gran magnate pero si es uno del pueblo que se lleva un pan es un ladrón. ¿Y qué dicen los “míos” de todo esto? ¿Qué ocurre? ¿Otorgan porque callan?

Hablaremos, la próxima vez hablaremos de ese silencio y subiremos alguna foto así como esta de Rajoy devorando el Estado de Bienestar.