sábado, 21 de mayo de 2011


PENSANDO EN SOL- UCIONES

miércoles, 18 de mayo de 2011

Ideología.

¿Qué es la Ley, qué el Estado?

Hay cientos de de definiciones, cientos de explicaciones, pero todas muy académicas, muy formales y ahora vivimos la época de la desinformación, de la incultura, de la falta de ideología, de la ética, de los principios y claro, no nos valen las definiciones académicas ni ideológicas ni nada por el estilo.

No se extrañen ustedes cuando digo “desinformación”, no es que no nos informen, es que nos sobre informan y claro…los árboles impiden ver el bosque.

Bien, volvamos a nuestra definición. ¿Qué es la Ley o el Estado?

La Ley, el Estado no son sino la materialización del poder de la masa, de los desheredados sobre o contra los poderosos. El poderoso siempre tuvo su poder o su dinero para hacer su voluntad, los pobres, los desgraciados, los desheredados hubieron de unirse, de sintonizar sus voluntades, la voluntad de la inmensa mayoría frente a la prepotencia del poderoso para defenderse de estos.

El poder como tal nació hace varios miles de años, por un lado los estaban los Mayores y los Jefes Cazadores, por otro, como no, los Chamanes, los intérpretes de la voluntad de los espíritus. La cosa empezó a cambiar a partir del invento de la agricultura, invento femenino por cierto. A partir de ahí y del intercambio de excedentes, invención del Comercio, empezaron los reyes, dinastías, iglesias, etcétera y llegamos a nuestros días, donde ignoramos quienes son los auténticos detentadores del Poder. El Director del FMI, del Banco Mundial del Banco Central Europeo, el Secretario General de la ONU o de UNICEF, no son sino peones puestos por el verdadero poder. El poder verdadero es el que te compra tu deuda a sabiendas de que no puedes hacer frente a ella para después obligar a los ciudadanos, inocentes espectadores y paganos, a hacer frente a esa deuda, para lo que te prestan el dinero que te han sacado ya, pero a un interés como el griego, de tan sólo el 26%. ¿No se llamaba usura a eso?

Pero volvamos a lo que íbamos. Durante la 1ª Gran Guerra, la mujer accedió al mercado laboral en sustitución del hombre que estaba en menesteres de despanzurrarse y degollinarse sin contemplaciones. Tras las locuras fascistas y la 2ª Gran Guerra, donde otra vez la mujer fue la fuerza laboral, llegamos a los 50 de los bloques, el totalitarismo comunista por una lado y el American way of life por otro, de aquellos enfrentamientos, nació en contraposición al modelo soviético el Estado del Bienestar, en el que también tuvieron gran protagonismo los Sindicatos de la época y las ideas Socialdemócratas y Socialistas enfrentadas al modelo Comunista. En aquellos años, los Mercados, la Bolsa…estaban regulados, controlados. No fue hasta los 70 cuando la crisis del petróleo que empezó la desregularización y empezó la liberalización o mejor desregularización, que no es lo mismo. De aquella liberalidad de los neoconservadores, curioso nombre para definir lo de siempre, decía que de aquello en los 80 tuvimos la “Crisis de los Bonos Basura” los mayores lo recordareis, para los más jóvenes os diré que fue lo mismo que ahora, con la diferencia de que en aquella ocasión se devoraron entre ellos. Fue la época de los Tiburones de la Bolsa. Unos años más unas cuantas desregularizaciones más, un par de mini crisis y llegamos a nuestros días, donde “la Bicha” –El Mercado- se ha hecho tan grande y tan voraz que ya solo le resta autofagocitarse… o cambiar de aires hacia oriente, que al parecer es lo que está ocurriendo. ¿A qué viene este rollo os preguntareis? ¿Y ese título…ideología?

Pues por la sencilla razón de que todas las crisis, todas las desregularizaciones del mercado han venido desde una misma ideología, la conservadora, lo de neo es una tontuna como otra cualquiera para distraer la atención. Que los socialistas también hemos caído en la trampa del Sistema, pues si, para que engañarnos, pero en tanto la Derecha, hoy representada por el P.P. siempre ha sido partidaria de lo privado frente a lo público, de las liberalizaciones frente a las regulaciones, el Socialismo ha avocado por lo público, por la igualdad entre los hombres frente al clasismo del poder, las nacionalizaciones frente a las privatizaciones… el ejemplo lo tenemos en Portugal. La derecha se ha negado ayudar al Gobierno Socialista de Sócrates y ha propiciado una intervención del Banco Europeo y el FMI mucho más dura que las medidas a adoptar.

¿Si las medidas propuestas por Sócrates son las que ahora va a imponer Europa, por qué no las apoyaron? Sencillamente porque ahora serán sus Empresas, las que hagan negocios. La opción es bien sencilla. La Derecha, habla de copago sanitario si no de pago directamente, de Enseñanza Privada, de Banca Privada, de libertad de Mercado, de Despido Libre, La opción Socialista habla de Sanidad Universal gratuita, de Enseñanza Pública de calidad, de Banca Pública, de Mercados regulados, de Protección Laboral.

El Socialismo es a mi modo de entender esa materialización del poder de la masa frente al poderoso, por eso yo votaré PSOE el día 22. Que a veces me ha decepcionado, pues sí. Que algunos de sus líderes no me son simpáticos, también, que muchos de ellos se han vendido a los Mercados, por desgracia, si. Pero a pesar de ello, la idea Socialista sigue siendo válida. Que habrá que hacer modificaciones, claro está, pero en tanto, no podemos dejar que la Derecha teocrática y económica campe a placer. Nos va el futuro en ello. No he visto ni una sola ayuda de ellos hacia el Gobierno frente a la crisis, no he visto conciencia de Estado, por ello, repito Yo Votaré PSOE. Ustedes piénsenlo y voten pensando en mañana, no en ayer.