sábado, 20 de abril de 2013

Toy Malito



No  sé, tengo una duda existencial  desde hace varios días y no descanso bien.
Entre la duda y el mal cuerpo, no sé, no me  hallo en mí.
Tengo una sensación de estar insatisfecho permanente, estoy irritable también me siento vigilado. No sé, la verdad es que no sé. Tan extraño es todo esto que le he preguntado a nuestro buen y común amigo “El Chamán Chalao” por aquello de no cargar aún más  a la Seguridad Social  Bueno, pues después de mucho hablar, después de muchos rituales y muchos ahumamientos y similares cuando ya él ¡por fin! Se tranquilizó y yo dejé de escoñarme de risa de verle,  me dijo que es lo que tengo.  Sinceramente me acojonó. Tan es así que he ido al Seguro a hacerme análisis no estaba yo nada tranquilo y de paso fui a Salud Mental. Y tanto unos como otros, analíticas y psiquiatras y psicólogos han coincidido con el cabrito del Chamán. Tengo un virus y una patología compulsiva obsesiva.
Esta cosa obsesiva compulsiva viene provocada por las declaraciones  de la Señora Cospedal:
Resulta que soy del PP… ¡pago mi hipoteca! Vosotros entenderéis que esté como estoy y ande con estas ansiedades y este sin vivir,  estoy entre ir a una reunión con Bono, Chávez y Zapatero o afiliarme a Nuevas Generaciones. No lo sé, la verdad es que no lo sé, estoy como mujer comprando  pendientes que no hay bastantes para elegir.
Por otro lado tenemos lo del virus…y me han dicho que es jodido, pero jodido de quitar, que al menos son 2 años de padecimientos y el tratamiento, agárrate y no te menees, caro, caro, caro. El virus puñetero este lo han detectado hace poco unos investigadores gallegos, en paro en la actualidad como no podría ser de otra forma y manera,  y le han bautizado como RAJOYNA y Suele asociarse mucho con otro virus llamado MATOINA aunque este último es hospitalario. Me han dicho que seguiré con la sintomatología esa de insatisfacción, irritabilidad, ansiedad, sensación de vacío en la cartera e indignación amén de que el tratamiento para el bicho además de caro es a base de Ricino y AjoAguayResina.

            He aquí el bichejo.

miércoles, 17 de abril de 2013

Somos los malos


El patio está revuelto y algunos están empercudiendo aún más la situación.
Leer la Prensa diaria y que el desánimo y la incomprensión te entre por los ojos como un Muira que sale de los corrales es todo uno.
Que ahora resulte que las víctimas de este sistema insocial, egoísta y corrupto que padecemos sean los culpables, al menos a mi, me rompe todos los esquemas.
Somos los malos, somos los malos y tenemos que aguantarnos y soportar y estoicos sobrellevar el “que se jodan” de Fabra la hija de uno de los políticos “presuntamente” más corruptos del panorama nacional, los saluditos cínicos y procaces de la Delegada del Gobierno de Madrid o las declaraciones descerebradas de la Señora Cospedal o de la Aguirre tildando de Nazis a los que tan sólo están ejerciendo sus derechos.
Cualquier manifestación de los depositarios de Soberanía Nacional es prohibida y sus integrantes identificados y multados. Estamos en una situación muy peculiar y muy habitual entre buena parte del País “o estás conmigo o contra mi”
 ¿Qué intereses defienden con ese afán? ¿Si tan seguros están de estar en posesión de la verdad  por qué no se pregunta al pueblo?  Y qué decir de la Institución monárquica, qué decir de ese modelo de ese referente mundial del saber hacer y estar, de ese ejemplo diario de cómo NO han de hacerse las cosas. Se desgañitan alabando la trayectoria irrefutable y los servicios prestados pero agua pasada no mueve molino. ¿Imagináis que el abogado defendiese a su cliente presunto asesino diciendo que siempre fue muy buena gente y que ayudaba al prójimo pero obviando el hecho de que le asestó 5 puñaladas al muerto? Pues a eso me suena a mi la defensa de la monarquía. 

¿El Señor Presidente? Ignoramos si existe o es una simple entelequia puesto que es más virtual que real y el Parlamento está ¿de adorno? Porque el Decreto Ley es lo que está de moda.

La crisis se acentúa, el paro aumenta, la miseria, la necesidad, el hambre como los jinetes del Apocalipsis galopan imparables y nuestros democráticamente electos gobernantes, además de intentar engañar a Europa, siguen a pies juntillas esas recetas que hasta el mismo FMI ha declarado erróneas y nuestros amigos y socios de la Troika juegan a los círculos viciosos de los que es imposible salir.

Entre medias, como no podía ser de otra manera, algunos se despachan agustito, como el Ministro Margallo y cuando se la devuelven ardiendo, recula temeroso. Pues haberte callado ¡Coño! Haberte callado que estás más bonito.

El Mundo al revés, vivimos en un mundo al revés. Sabemos como hay que hacer las cosas para vivir felices y nos empecinamos en hacer la contraria, sabemos cuales son las causas y orígenes del follón económico en el que estamos e ahondamos aún más en ellas, sabemos que es lo que pide el Pueblo y lo ignoramos.

¿Cuándo el Pueblo reviente cansado de tanta mentira y tanta ignominia también seremos los malos?