viernes, 3 de mayo de 2013

Midiendo los tiempos



¡Qué aburrimiento!  Si es que no sé. No sé  si son intereses oscuros o es gilipollez supina.  Además es que no entiendo ese afán por hacerle caso a la prensa mal intencionada. A ver compañeros, un poco de tranquilidad. Estamos a varios meses de esa supuesta panacea ideológica que será, espero, la Conferencia Política. Y precisamente ahora, cuando tenemos al PP a punto de caramelo ellos y su prensa se sacan de la chistera la cuestión sucesoria y ¡ Tachaan! Los míos entran al trapo como Miura al capote. ¡Con lo listos que parecen algunas veces y lo tontos que están la mayoría de ellas.  Distración, hay que distraer al personal con lo que sea. Recuerdo bastante bien cuando en este Partido se decía aquello de “El que se mueva no sale en la foto”  Ultimamente esto parece una jaula de grillos. Y Don Alfredo, el Secretario General tiene la obligación de poner orden y concierto y si cuando él dice “ahora no es el momento”  sale alguno hablando de más, se le llama a capítulo, se le ponen las pilas y,  o se rectiffica, o te vas a tu casa. Ahora resulta que tenemos algún posible candidato. Pues qué bien, pero a eso se llegará cuando se convoquen las primarias. Porque sí, son buenos candidatos pero por ejemplo ninguno de los que la prensa a señalado como posibles es el mío. Tengan en cuentas ustedes y la prensa que aquí estamos más gente que horas tiene un año  y que cualquiera vale para el puesto, hasta Yo  ¿O es que tiene que ser el candidato que les venga bien a ustedes? Un poquito de por favor que el candidato es a nuestro gusto. Vengo observando desde hace ya bastante tiempo, demasiado para mi gusto, un exceso de relajación en  lo que al mando se refiere. Tal vez sea que uno viene de la vieja escuela donde la disciplina de partido era si no sagrada, casi. Esto de la disciplina de Partido es bien sencillo. Se eligen unos Jefes y estos despues establecen cuales son los caminos a  seguir respecto de las lineas programáticas. Si el Jefe dice que no, es no y si dice si, es sí. Se esté o no de acuerdo y si en cualquiera de los casos o de sus posibles  variantes se disiente, se asiente o todo lo contrario, para ello están las Asambleas y ese es el lugar justo y exacto para aclarar las cosas y no los medios de comunicación ni nada por el estilo. Algunos pueden decir y con razón, que estoy sacando los pies del tiesto. Sí, tienen razón, esto es sacar los pies del tiesto pero es que, queridos compañeros, algunos han sacado los pies y se han puesto a correr y miren ustedes ni es momento ni oportunidad para empezar con esas historias entre otras cosas porque primero tenemos que aclarar algunas cuestiones que sólo nos competen a nosotros y que nosotros somos el Partido Socialista Obrero Español y somos nosotros con los instrumentos que nos hemos dotado quienes tenemos que dedicir el quien, el cómo y el cuando y no la prensa interesada en mantener la hegemonía del PP. Así que compañeros, calma, tranquilidad y sosiego, que tiempo habra para Candidatos, candidaturas y demás. Entre tanto, en este compás de espera pueden ustedes ir diseñando un modelo de sociedad que ilusione e invite al personal a participar. Un modelo de sociedad donde prime el individuo sobre la empresa, lo colectivo sobre lo individual, donde el que más tenga más pague y el más desgraciado reciba más, donde de verdad todos seamos iguales ante la Ley, pero no iguales iguales, sino con esa igualdad que trata desigual los casos iguales porque por muy igual que sean dos situaciones los sujetos no son los mismos y por tanto tratarlos igual sería desigual. Un modelo de sociedad donde, por ejemplo, los Convenios Colectivos sean imprescindibles para defender a unos y a otros, un modelo de sociedad donde la libertad individual sea sagrada y no como ahora que me quieren imponer si aborto o no, si me caso o no, si soy de un sexo o no. Un modelo de sociedad donde lo que se regule sea eso, la sociedad, lo colectivo y lo individual permanezca donde debe de estar en la esfera personal (salvo delitos, logicamente) Diseñenme ustedes una sociedad con un salario mínimo de 1000€, con colegios y educación a todos los niveles universal y gratuita, con una sanidad con las premisas anteriores, una sociedad donde yo no tenga que salir de mi pueblino ni de mi ciudad para buscarme la vida y cuando me tengan el diseño y dentro de los cauces reglamentarios y estatutarios vigentes vienen ustedes, me explican su modelo y me piden el voto a su candidatura que ya decidiré yo. Pero por ahora queridas compañeras y compañeros ¡Callarse de una pugñetera vez y punto en voca! Que con personal como ustedes no hace falta darle cinco duros al pregonero.