lunes, 10 de diciembre de 2012

¿Qué necesitamos?

¿Qué opciones nos quedan? Si obviamos por tendenciosas las opiniones del Mundo, Intereconomía y ABC que van a lo que van y que ya sabemos, por demás, cuales son sus intenciones, aún no nos hemos planteado qué es lo que queremos. Querer lo que se dice querer, como dice el dicho “cada jodío va a su habío”. ¿Quiere el PSOE ser denuevo un referente? ¿Quiere de nuevo liderar el cambio, tan necesario por otra parte de la sociedad española? O simplemente quiere medrar en política, seguir siendo el comparsa necesario en el bipartidismo imperante y denostado. En el anterior Congreso se le lavó la cara al Partido y sus Estatutos, pero fue una limpieza somera, sin profundidad. ¿Por qué digo esto? Sencillamente porque la calle, el pueblo y una gran, por no decir toda las bases, piden más, bastante más. No sólo se solucionan los problemas internos con primarias, hace falta escuchar a las voces que piden horizontalidad en la toma de dicisiones, que piden listas abiertas ¿A qué tanto miedo? ¿A que en la lista final no esté “ese” que te debe un favor y siempre votará por ti? Hay quien argumenta que estas listas y la paridad están así como enfrentadas. ¿Enfrentadas? Todo puede corregirse. Nos piden que cambiemos, nos lo están exigiendo pero yo miro las Ejecutivas, miro a nuestros Parlamentarios y veo caras conocidas, demasiado conocidas. También veo caras conocidas en esos escritos en los que nos informan de los representantes del pueblo que abusan de sus cargos, que cobran por vivir en Madrid teniendo casa allí, que se niegan a volar en clase turista, que dan a sus hijos los bono Taxis o que pierden los teléfonos y tabletas. Representantes que cobran de sus cargos, de sus negocios particulares y de las Corporaciones de la Energía, Luz, Agua, Teléfono, Gas... y que claro, tienen despues ciertos problemas de colisión de intereses entre los suyos y los generales, colisión que explica no obtante que tengamos la luz, el gas, el teléfono... más caro de Europa que la banca siempre gane y que los pobres sean cada vez más pobres y los ricos más ricos. Que es necesario un planteamiento global de sociedad y política para los próximos 20 años, claro que sí, pero que ese planteamiento debe de fundamentarse en las demandas de la calle. No debemos volver a olvidar que los Socialistas debemos ser Ejemplares y Ejemplarizantes y cuando el pueblo, cuando nuestros amigos y vecinos nos vean así, volverán a confiar en nosotros y nos volverán a votar.