lunes, 3 de junio de 2013

Poemas


No tengo yo cuerpo para andar atizando a unos y a otros, está el corral tan revuelto que ni ganas me quedan. Como diría un amigo, esto es un sin dios.
Pero como ya va siendo hora de remozar esto para evitar las telarañas aquí os dejo unos poemitas escritos allá por el año 1240, año arriba, año abajo por el gran poeta, jurista y gran maestro del sufismo Yalal ad-Din Muhamma Baljí – Mavlama- conocido como Rumi. Espero que os gusten.

Soy escultor, moldeo la forma.
A cada momento doy forma a un ídolo.
Pero entonces, frente a ti, las fundo.
Puedo despertar mil formas
y llenarlas de espíritu,
pero cuando miro en tu rostro,
quiero echarlas al fuego.
Mi alma se vierte en la tuya y se mezcla.
Porque mi alma ha absorbido tu fragancia,
es preciado para mí.
Cada gota de sangre que derramo
le informa a la tierra
que me vuelvo uno con mi Ser Amado
cuando tomo parte en el Amor.
En esta casa de agua y barro,
mi corazón ha caído en ruinas.
Entra en esta casa, mi Amor, o déjame partir
________________________________________

La Pasión hace nueva a la vieja medicina:
la Pasión corta la rama del cansancio.
La Pasión es el elixir que renueva:
¿cómo puede haber cansancio
cuando está presente la pasión?
oh, no suspires con pesadez por la fatiga:
¡busca la Pasión, búscala, búscala!

___________________________________________________________
Cuando estoy contigo, estamos despiertos toda la noche
Cuando no estas, no puedo dormir
¡Que Dios bendiga estas dos insomnias!
y la diferencia entre ellas
___________________________________________________________

Cuando muera, mi cuerpo yaciendo sobre el suelo
quizás quieras besar mis labios
ya empezando a decaer
no te asustes si abro los ojos

Después dirán de mi que soy un descreído y no sé cuantas cosas más pero tal vez no sea cuestión de una u otras religiones si no del corazón, de lo íntimo de cada cual. Aconsejo si se tiene ganas tiempo y ocasión de leer  más poemas de Rumi y de paso de San Juan de la Cruz y Santa Teresa...