sábado, 22 de noviembre de 2008

BAB'AZIZ

Recién termino de ver una película realmente maravillosa.
No es cine al uso, es una historia de amor. No es una película de romances, es ese otro amor.
Amor a la vida y a la muerte, la muerte como nacimiento a un algo desconocido, la muerte contemplada como una etapa más en un viaje eterno, sin principio ni fin.
Dos frases pueden definir la “historia”:
“No llores por mi muerte, no llores en mi noche nupcial, voy a reunirme con la eternidad”
“Es una niña, pero su alma es vieja”.

¡Y la música!, que maravilla de música, ritmos básicos, armonía… No sé como definirla.
La película se llama Bab’Aziz, “El sabio Sufí”, generalmente conocemos poco de el Islam y menos aún sobre el sufismo, del sufismo se ha dicho que es la base de la mística o misticismo español, podríamos decir que es el misticismo islámico.
Como toda película cuenta una historia, pero en este caso es un poso más complejo. El sufismo basa mucho su explicación, su transmisión, su filosofía, en cuentos. Historias circulares y ondulares, como cuando arrojamos una piedra al agua. Las historias, los cuentos, no tienen un principio definido y el final tampoco lo está, puesto que acaba en una pregunta al oyente, en una duda a resolver o en una moraleja, al tiempo que el cuento encierra otras muchas historias, cada una con su enseñanza, cada una distinta, todas convergentes.
Casi todo el mundo sabe, o al menos tiene cierta noción de los derviches, los habrá visto quizás dando vueltas incansables (giróvagos) hasta llegar al trance. Despojados de su halo folclórico, tenemos a un sufí, una de las variantes al menos. Los Sufíes bailan y cantan, hermosa manera de interpretar la religión. En Bab’Aziz, los vemos cantar, los vemos bailar y nos cuentan sus historias maravillosas y como suele suceder con estas historias el final es el principio y el principio es otra historia que nos llevará girando, siempre girando, como los astros del cielo a otro cuento, a otra enseñanza, qué quién es Sufí, eso solo lo sabrá el interesado en su momento, ni antes ni después, tal vez, él no lo sepa, pero llegado el momento lo sabrá, el Sufismo, como otras muchas corrientes religioso-filosóficas, parte de la negación de uno mismo, la negación del yo, pues somos parte de un todo. La oración y el silencio, la meditación, son sus bases.
Si te gusta el cine de acción, aquí no lo vas a encontrar, la película tiene su propio ritmo, es el ritmo de una busca. La ficha técnica la califica de drama. Bueno, algunos no saben distinguir su mano derecha de la izquierda. A mi me ha gustado y la aconsejo, otros habrá que no, pero insisto, escuchadla, miradla, ved esos paisajes del desierto y prestad atención a sus cuentos, tal vez, nace otro sufí.

Tomado de la Wikipedia:
“El famoso sufí argelino Mustafa al-'Alawi ha dicho sobre el tema: «El tawhid (la realización de la Unicidad Divina, o el objetivo último del sufismo), no es lo que está escrito en las hojas de papel o lo que pronuncian los charlatanes. El tawhid son las huellas que dejan en los amantes y lo que brilla de su luz en los horizontes»; o también «El sufismo no es algo que se pueda expresar con palabras, sino una certidumbre absoluta y realización. Cuanto ignorante se regocija en su ignorancia y cuanto conocedor sufre por su conocimiento».
Título V.O.: BabAziz
Año de producción: 2005
Distribuidora: Karma Films
Género: Drama
Clasificación: Pendiente por calificar
Estreno: 7 de marzo de 2008
Director: Nacer Khemir Guión: Tonino Guerra, Nacer Khemir
Música: Armand Amar
Fotografía: Mahmoud Kalari
Intérpretes: Golshifteh Farahani (Nour), Parviz Shahinkhou (BabAziz), Maryam Hamid (Ishtar), Nessim Khaloul (Zaid), Mohamed Graïaa (Osman), Soren Mehrabiar (Dervish)

miércoles, 19 de noviembre de 2008

CLASES MEDIAS E IDEOLOGÍA

Está visto que en cuanto me salgo un poco de la vereda, como que no gusta.
Visto lo visto volveremos por la senda del palo y tentetieso.
La otra noche entré en un blog llamado lasclasesmedias.blogspot.com, no voy a entrar en valoraciones, cada quien es cada cual y nunca llueve a gusto de todos pero publicaban una entrevista, a Enrique de Diego, contertulio habitual de los programas de radio y Tv de Intereconomía, y entre otras cosas decía que a España le sobraban el 50% de Políticos y el 50% de funcionarios y algunas otras cosas y centraba el tema en “el expolio de las clases medias”.
He de reconocer que la denuncia en sí es cierta, otra cosa es el trasfondo ideológico desde el que las hace (vamos Rajoy a su lado es un Santo Varón)
¿Y cómo se centra el tema desde la postura política contraria? Es una pregunta que cualquiera se haría, ¿cómo puedes estar de acuerdo/ desacuerdo?
Como siempre, o casi siempre el problema se resuelve desde la mirada de la concepción de un socialismo real y desde una perspectiva ideológica clara.
¿Qué ocurre en nuestra sociedad del Bienestar?. Ocurre que los que están muy por arriba, los dueños de los poderes fácticos, prensa, banca, industria, y los ricos se escapan al control del económico del Estado, y los que están por abajo, no llegan siquiera a ese control estatal.
¿De qué hablo? De impuestos, hablo de impuestos, de subvenciones, de fiscalidad de mantenimiento del Sistema, y básicamente lo mantenemos los ciudadanos, la clase media y los empresarios. No me contradigo, distingo empresarios de ricos acaparadores y grandes corporaciones industriales.
¿Qué ocurre con nuestros políticos?, a los que de Diego llama “Castas”. Pues eso que en muchos casos forman verdaderas castas, se profesionalizan y no saben vivir sin el puesto y entonces todo pasa a ser bussines, puro negocio.
Entre eso y que la gran mayoría vive alejado de la realidad, con un nivel de vida que no se corresponde a la realidad y rodeado de sus iguales o altos cargos, con lo cual tenemos el cocktail servido. Eso no es así dirán muchos. Pero por desgracia si es así. ¿Cuántos años llevan los sindicatos reclamando que los trienios de todos los grupos de la administración se paguen igual? El trienio es por ser trabajador, no por la función que se realiza, ¿por qué se pagan por la categoría?, ¿Porqué las dietas son distintas según los niveles? ¿Acaso no tenemos todos las mismas necesidades, no necesitamos comer y dormir todos por igual?, pues todos a un Hotel de dos estrellas y quien quiera menos, menos y quien quiera más que lo pague de su bolsillo.
¿Cómo van a subir los sueldos de los inferiores si los que los establecen pertenecen a los superiores? ¿Porqué las productividades nunca llegan a los de abajo?. Eso en la Administración, fuera de ella, no quiero ni pensarlo. Diferencias de sueldo hombre- mujer, promoción de los inútiles… Falta la perspectiva de CLASE, falta coherencia y falta un principio básico de igualdad.
¿Qué tienen que ver los impuestos, los trabajadores y los funcionarios? Pues tienen que ver que son los que mantienen el Estado de Bienestar y pagan el sueldo a tanto político profesional y tanto inútil. Los Acaparadores de riquezas, hasta cobran por mantenerlas, yo me compro un Picasso, un Monet y desgravo. La Duquesa de Alba es la mayor perceptora de subvenciones de España ¿?, las Grandes Corporaciones y Multinacionales no pagan, cobran por ir, se les da el terreno y se las incentiva fiscalmente. Los de abajo, los parados, los pensionistas, los que no llegan al límite, esos pobres cómo van a pagar. ¿Quiénes pagan entonces? Pues pagamos los de siempre y cada vez más, ¿hasta donde?, ¿hasta cuanto? Las clases medias somos la nueva clase explotada. Pagamos y mantenemos el sistema y cuando el sistema falla, seguimos pagando y más, algo está fallando y nuestros Políticos perdidos entre presupuestos millonarios, dietas, gastos de representación y demás, olvidan que los que los pusimos ahí cada vez estamos peor y que puede que no tarde en llegar el día en que digamos NO.
Sed Buenos y Pecad Mucho.

Cueca de los querubines

No siempre van a ser cosas serias y preocupaciones
De cuando en cuando …


En la plaza Miraflores un pajarito frutero

pasó volando, picó una nube llena de Salves y Padrenuestros.
Y cayeron como nardos los querubines de¡ ciclo los gabrielitos,

los serafines, con sus espadas llenas de fuego.


Señoras y señoritas qué cosa tan milagrosa
que de un montón de espinitas salga amarilla la rosa


igual que de¡ arbolito sale la Virgen hermosa que al cielo sube.





De la Bolivia yo vengo volando sin tener alas
vengo buscando los lirios con la luz de la mañana.
Sin amor no somos nada sin justicia somos menos,
pobre vida la de¡ indio más le valiera ser viento.
Ya con ésta me despido y aquí les dejo mi cueca
me voy por los caminitos multiplicando violetas
igual que los pajaritos se van por la cordillera que al cielo sube.
¡Ay!

Carlos Cano.

lunes, 17 de noviembre de 2008

ADOLESCENTES

¿Tenéis hijos adolescentes? ¿Sabéis como tratar con ellos/ellas?
Mi mujer me riñe, me dice ¿no recuerdas tu adolescencia?
Bien, algo recuerdo, pero creo que nosotros no estábamos tan “así” como están estos.
Los tiempos, la sociedad, los valores eran otros y no sé, quizás no estábamos tan mediatizados por la publicidad y por la forma de vida.
Forma de vida buscada y aceptada por todos, pero en el camino hemos dejado demasiadas cosas, demasiados principios y valores, y ahora, cuando vemos a nuestros vástagos penar y luchar y sufrir con ella, nos rebelamos. ¿Un poco tarde, no?
Hemos configurado una sociedad que es una trampa para nuestros hijos y para nosotros.
Hemos conformado un sistema social inconsecuente, insustancial y básicamente, generador de frustraciones. Y nuestros hijos e hijas son los que más fácilmente caen en las trampas del sistema. Una o un adolescente que ve como “triunfa” cualquier pelagatos en televisión y va de programa en programa, si no acaba fijo en uno, que ve los cuerpos perfectos de la programación, con su sonrisa brillante y su “estilo” a la última, con ropa de marca y mirada brillante porque usa unas gotas que evitan el enrojecimiento de los ojos, que comentan como si tal cosa que en la fiesta “superway” del “finde” hubo mucho “dancing” y más ” Coca” y al que bombardean con anuncios de dietas lith, de corporaciones capilares y estéticas y a los que constantemente insinúan que el Rock está en este u otro vehículo y que es feliz y lo consigue todo porque tiene tal móvil, ¿Qué van a querer?
El qué quieren, no lo saben ni ellos, el que sacamos, está más que claro, terapeutas, psicólogos, psiquiatras y muchas veces el tortazo a destiempo que acaba por estropear lo poquito que queda.
Va siendo hora que empecemos a cambiar las cosas, va siendo hora que pongamos coto a tanto desvarío, va siendo hora de recuperar valores que a muchos les parecerán carcas y trasnochados, pero que son a la postre los que hicieron de nosotros lo que somos y su falta, por dejadez por negligencia, por un mal entendido concepto de libertad nos ha llevado a esta situación. ¿Conocemos a nuestros hijos? Todos dirán que sí pero después veremos en televisión las atrocidades que cometen y nos preguntaremos ¿el mío hará eso? Y no sabremos la respuesta.