miércoles, 19 de noviembre de 2008

Cueca de los querubines

No siempre van a ser cosas serias y preocupaciones
De cuando en cuando …


En la plaza Miraflores un pajarito frutero

pasó volando, picó una nube llena de Salves y Padrenuestros.
Y cayeron como nardos los querubines de¡ ciclo los gabrielitos,

los serafines, con sus espadas llenas de fuego.


Señoras y señoritas qué cosa tan milagrosa
que de un montón de espinitas salga amarilla la rosa


igual que de¡ arbolito sale la Virgen hermosa que al cielo sube.





De la Bolivia yo vengo volando sin tener alas
vengo buscando los lirios con la luz de la mañana.
Sin amor no somos nada sin justicia somos menos,
pobre vida la de¡ indio más le valiera ser viento.
Ya con ésta me despido y aquí les dejo mi cueca
me voy por los caminitos multiplicando violetas
igual que los pajaritos se van por la cordillera que al cielo sube.
¡Ay!

Carlos Cano.

5 comentarios:

Pantagruel dijo...

Malo, te encuentro productivo y cantarín. Ánimo.

Likuid dijo...

Por una vez, no me gusta lo que has escrito... :)

Borrasca dijo...

Malo por suerte no siempre estamos en plan trascendental, aunque la poesía no es lo mío.

Besos borrascosos

JOSÉ dijo...

Olé.

Tú lo has dicho: no todo va a ser malo.

Un saludo

Satine dijo...

chiquillo me alegra verte tan animado, pásame algo de tu energía, que falta me hace...
no te has podido instalar la mixpod????, te ayudo???, dime arggggooooo