sábado, 19 de enero de 2013

Ideología I

En 1977 en la contraportada de mi Carnet de las JJ.SS. Ponía/ pone :
”La Juventud es la llama de la Revolución Proletaria”.

Cuando me afilié al Partido, en 1987, en el interior del Carnet venía/ viene la siguiente Declaración de Principios:
El Partido socialista declara que tiene por aspiración:
1º.- La posesión del poder político por la clase trabajadora.
2º.- La transformación de la propiedad individual o corporativa de los instrumentos de trabajo en propiedad colectiva, social o común.
Entendemos por instrumentos de trabajo la tierra, las minas, los transportes, las fábricas, máquinas, capital moneda, etc.,etc.
3º.- La organización de la sociedad sobre la base de la federación económica, el usufructo de los instrumentos del trabajo por las colectividades obreras, garantizando a todos sus miembros el producto total de su trabajo, y la enseñanza general científica y especial de cada profesión a los individuos de uno u otro sexo.
4º.- La satisfacción por la sociedad de las necesidades de los impedidos por edad o por padecimiento.

En suma: el ideal del Partido Socialista Obrero es la completa emancipación de la clase trabajadora: es decir, la abolición de todas las clases sociales y su conversión en una sola de trabajadores dueños del fruto de su trabajo, libres, iguales, honrados e inteligentes.

Muchos años después me enviaron el moderno, con su banda magnética y todo, en él en el reverso viene la siguiente cita de Pablo Iglesias:
“Sois socialistas no para amar en silencio vuestras ideas, ni para recrearos con su grandeza y con el espíritu de justicia que las anima, sino para llevarlas a todas partes.


Al día de Hoy miro a muchos de esos llamados “barones” o líderes del Partido Socialista
y me pregunto. ¿Habrán leído estas declaraciones de principios? ¿En que han quedado?
Espero que sean muchos los militantes que relean cuales son nuestros principios y actúen en consecuencia.

7 comentarios:

Temujin dijo...

Pues mira tenia una entrada preparada con el programa del Psoe de hace unos años y no la había colgado porque tenia miedo de que te sentará mal, por lo que ha llegado a ser el PSOE.

Temujin dijo...

Malo aquí te dejo la entrada y de donde la he sacado.


Programa del P.S.O.E. en 1880
“Lo fundamental del programa del Partido Socialista Obrero votado en abril de
1880 es lo siguiente:
Considerando que esta sociedad es injusta porque divide a sus miembros en dos
clases desiguales y antagónicas, una –la burguesía- que poseyendo los instrumentos de
trabajo, es la clase dominante; otra –el proletariado- que, no poseyendo más que su
fuerza vital, es la clase dominada;
Que la sujeción económica del proletariado es la causa primera de la esclavitud
en todas sus formas: la miseria social, el envilecimiento intelectual y la dependencia
política;
Que los privilegios de la burguesía están garantizados por el poder político, del
cual se vale para dominar al proletariado.
Por otra parte: Considerando que la necesidad, la razón y la justicia exigen que
la desigualdad y el antagonismo entre una y otra desaparezcan, reformando o
destruyendo el estado social que las produce;
Que esto no puede conseguirse sino de un modo: transformando la propiedad
individual y corporativa de los instrumentos de trabajo en propiedad común de la
sociedad entera;
Que la poderosa palanca con que el proletariado ha de destruir los obstáculos
que a la transformación de la propiedad se opongan ha de ser el poder político, del cual
se vale la burguesía para impedir la reivindicación de nuestros derechos.
Por todas estas razones, el Partido Socialista Obrero declara que tiene por
aspiración:
1º. La posesión del poder político por la clase trabajadora.
2º. La transformación de la propiedad individual y corporativa de los
instrumentos de trabajo en propiedad común de la sociedad entera. (Entendemos por
instrumentos de trabajo la tierra, las minas, los transportes, las fábricas, máquinas,
capital-moneda, etc.).
3º. La organización de la sociedad sobre la base de la federación económica, el
usufructo de los instrumentos de trabajo por las colectividades obreras, garantizando a
todos sus miembros el producto total del trabajo, y la enseñanza integral a los
individuos de ambos sexos en todos los grados de la ciencia, de la industria y de las
artes.

En suma: el ideal del Partido Socialista Obrero es la completa emancipación de
la clase trabajadora; es decir, la abolición de todas las clases sociales y la conversión en
una sola de trabajadores libres e iguales, honrados e inteligentes.”

MORATO, J. J.: Pablo Iglesias. Educador de muchedumbres. Barcelona, 1968.

Josep dijo...

Y qué fue del PSOE-Histórico, del año 79?

Malo Malísimo dijo...

Mi querido Temujín, la verdad puede molestar, pero doler...

Malo Malísimo dijo...

Josep, se fusionó con el nuevo PSOE, al igual que el PSP.

María dijo...

Un beso grande MALO, yo de esto del PSOE no sé que decir la verdad... solo, que te admiro, en serio.


Que descanses.

Joselu dijo...

Me temo que esa noción evangélica del socialismo que figura en las declaraciones de principios ya no se corresponde con el mundo real, en que el PSOE, no el socialismo, ya no es una fuerza emancipadora ni revolucionaria, sino un partido más, con estructuras de poder, con burocracia, con castas enquistadas, con tendencias, con corrupción ... Es ya del todo inapropiado concebir el socialismo como en el siglo XIX. El problema es saber qué queda después de haber podado todo lo que pertenece a otros tiempos, a otros ideales, a otras fes. Y no sé si queda mucho, y lo digo a nivel mundial, no solo español. El socialismo, la socialdemocracia, las izquierdas en general, sufren una erosión muy profunda y muy grave sobre sus fundamentos de los que queda muy poco en pie.