domingo, 28 de septiembre de 2008

El Agua

Que difícil me lo pones, y más aún después de leer sobre ti lo que dicen algunas, que luego vienes y te quejas. No lo enlazo… bueno no sé.
Las personas como tú, con claridad de ideas, con un pensamiento analítico apabullante, nos proponéis a los demás retos que nos cuesta alcanzar dada nuestras limitaciones.
Contestar de esa manera tan poética, tan sencilla y a la vez tan esclarecedoras a mi anterior entrada es algo duro, muy duro para mí, mi querido y Docto amigo http://paco-centeno.blogspot.com/ - Como el agua- Como el agua clara que baja de las montañas saltando de peña en peña , apagando la sed de cabritillas y cabrones (ver diccionario), así es tu verbo cibernético. Pero…, sabes de mis peros, ¡me gustan!, has olvidado un ligerísimo aspecto de la cuestión que tratamos. Una parte de esa maravillosa agua se vio en su momento expuesta a un contaminante. ¿El nombre? ¡Qué más da! Cada cual lo llame como quiera. Esas gotas de aceite más livianas, más ligeras, brillan sobre algunas gotas, y tienden, también, a unirse de nuevo, manchando la pureza originaria del agua clara. ¿Qué hacer? Sabemos que una excitación de esas moléculas provocará que las más ligeras evaporen antes que las más pesadas. Ahí está la solución. Calentemos nuestro agua hasta que hierva, que evapore y de nuevo regenerada y pura calme nuestra sed. Para evitar la posible pérdida de iones, podemos sazonarla con el sudor de nuestras frentes y así será más nuestra, más de todos.
Se Bueno y Peca Mucho

4 comentarios:

Paco Centeno dijo...

No sé de donde os viene esa percepción, soy uno más pero que me dio por dedicarme a la ciencia. Eso sólo me hace más de ciencias que vosotros.

Bonito enlace, hecho "a la limón". Dí que sí, con altura y con claridad. Es cierto que los hay que están contaminados de prebendas (sin decir nombres), pero está todo inventado.

Te pongo un ejemplo: imagina un mitin de ZP en la Granadilla, repleto de gente, 10000 almas rojas. Imagina que hay 100 de ellos que llevan dos años sin lavarse ni ducharse, "contaminados" de suciedad y mal olor. Pues la gente se organizaría interaccionando entre ellos más fuerte que lo que puedan hacer con los "sucios". Y así, ellos mismos se van quedando EXCLUIDOS porque los demás queremos interaccionar entre nosotros antes que con ellos.
No hace falta calentar, que excita demasiado y nos hace perder elementos por evaporación, solo hace falta seguir relacionándonos para ir dejando sin relaciones a los contaminados, para estimular que la relación entre "limpios" sea más fuerte que la relación entre "limpio-sucio".

A eso le llamamos EFECTO HIDROFÓBICO, y es la base que explica la no disolución del aceite en agua, por ejemplo.

En fin, me quedo largo, pero espero que claro y "limpio".

Piquitos

Hitos dijo...

Si me permitís yo voy soltando aqui mis preocupaciones y si se os ocurre algo no dudeis en decirmelo.

Es que estoy un poco perdida, no sé como actuar. Creo que lo único a lo que puedo aspirar es a votar una u otra lista y en todo caso pedir que me cuenten sus proyectos, sus programas para saber a cual votar.

No cuento con agua para hacer fuerza, más bien estoy tipo gota-solitaria-incomoda-para-el-resto.

Me voy a preparar el cocido.

Malo Malísimo dijo...

Ya que andamos en humedades, querida hitos recuerda aquello de que una gota no hace aguacero pero... o lo de que la roca es más dura pero la gota persistente la perfora. Al cocido ponle calabaza, que le dá muy buen sabor.

Paco, vale acepto lo del efecto hidrofobico, pero a condición de no "morder a nadie", no sea que la liemos.
Bueno lo dejo que Yo también tengo quehaceres dométicos.

Satine dijo...

Hitos, más perdida ando yo, que no tengo ni flowers de nada...al menos tú sabes o crees saberlo, yo todavía no sé si me convocarán si quiera....besoss

Por cierto, lo de las humedades...porque no soy mal pensada.......ejem....

Lo sé soy mala