lunes, 22 de septiembre de 2008

Lo que no puede ser no puede ser y además es imposible

De seguro que sí Mariano Rajoy se cae y se parte las narices, la culpa la tiene el Gobierno. De la crisis el culpable es el Gobierno. Del precio del Petróleo, el culpable es el gobierno. De la crisis del ladrillo, también. Por partes, como decía "El destripador", en esta nuestra comunidad nacional, en los 12-15 últimos años hemos vivido, bueno no todos, como si esto fuese el País de Jauja. Como si fuésemos el motor económico del mundo. Claro, luego pasa lo que pasa. Y del ladrillo, qué decir. Que tanto derechas como izquierdas son culpables. Que especialmente culpables son los Ayuntamientos ante su carencia endémica de fondos. ¿ Es que alguno de verdad se creía que no tocaría techo?¿ Acaso pensaba alguien que se ocuparían todas esas viviendas a un precio muy por encima de la realidad? Por favor… seamos serios. Y del Petróleo que decir. ¿ Qué los mismos Gobiernos especulan? Que las subidas son inmediatas y las bajadas ralentizadas, que el 80% del precio son impuestos, que la subida del gasoil era coyuntural por el invierno y ha pasado el verano y sigue subiendo.¿ quién tiene dinero para especular? ¿ Acaso el precio es el mismo para un especulador que compra unos miles de barriles que para una petrolera que compra unas miles de toneladas? Vamos, que no somos imbéciles. El verdadero problema radica en la estructura económica del mercado. Manda la bolsa, los índices dicen quienes si y quienes no. Pero, ¿ El valor de bolsa es real?. No, no es real, la bolsa mide futuribles, mide una valoración a futuro. Cuando por intereses financieros, que no económicos, de cuatro se deciden encarecer el petróleo, los futuribles, como un castillo de naipes se desploman y el valor de bolsa cae en picado. Unos meses antes de la crisis - por de más anunciada- el Banco Central Europeo decidió subir los tipos de interés para enfriar la economía, por el riesgo de inflación. Ahora, en plena crisis, en recesión técnica, el problema es la caída del consumo, pero los tipos no bajan para incentivarlo. ¿En qué quedamos?. Por otro lado, las recetas que se aplican en EE.UU y Europa son las contrarias.¿ Es que no es el mismo sistema? ¿ La culpa la tienen los chinos? Miles, no millones pagaremos los platos rotos, unos cuantos, como siempre, se forrarán, al resto, a los que están fuera del sistema, ¡Que les den! ¡ Que hermosa es la Economía! Cuando los intereses financieros van por encima de los económicos, cuando las cosas se valoran por su apariencia de valor, no por su utilidad, ocurre lo que ocurre. Y ahaora a rescatar a esas grandes empresas financieras y bancarias que han estado especulando con el dinero de sus clientes, que no con el suyo, que sólo querían más y más y más y eran modelo de emprendedores y arriesgaban, lo que no era suyo, ahora con los dineros de "TODOS" tenemos que pagar los platos rotos de cuatro vivales, que como siempre se irán de rositas. Decía mi Padre, con la razón de los años, ahora lo entiendo, que "Tiene más un rico empobrecido que un pobre enriquecido". O cambia el sistema, o vamos al traste.
Sed Moderadamente Felices, Buenos y Pecad Mucho.

7 comentarios:

José Antonio Gil Celedonio dijo...

No cabe duda: Zapatero ha hundido las grandes empresas financieras americanas que Bush ha de ir preso a rescatar, aplicando medidas que van más allá de lo socialdemócrata.

En fin, si la solución fuese tan fácil como poner a Rajoy de presidente...

Ánimo, Bueno buenísimo, que ya queda poco.

Malo Malísimo dijo...

¿Donde están aquellos Gurus de lo financiero que hasta hace dos días gritaban a los cuatro vientos que el mercado se autoregulaba?
El ejmplo a poner es simple, como deben de ser las cosas, Tu me das xxx€, yo los gestiono, pero si me voy de juerga y cachondeo y pierdo o me gasto los dineros, tu vienes y me das más. ¿No se parece demasiado lo que ocurre con el ejemplo puesto?. Pues eso, ahora entre todos a salvarles el culo a quienes no lo necesitan, por que por medio a millones que si lo necesitan. ¿requiere o no regulación el libre mercado?
¡¡¡Peste de Neocon!!!

Hitos dijo...

Que lo paguen los sueldazos de los consejeros (o como se llame a eso) de los bancos y de las construcutoras.
Ellos se enriquecían cuando todo iba bien, a mi no me llegaba un duro ¿por qué tengo que pagar ahora yo? que paguen ellos.

Paco Centeno dijo...

En teoría, los bancos centrales de cada país están para regular, señalar y aconsejar las transacciones que resultan peligrosas. En un sistema como el de los Estados Unidos Del Norte de América (aprendo rápido) ese control es casi inexistente. Así les va, aplicando teorías económicas intervencionistas que sólo ayudarían a los especuladores responsables del desaguisado.
Eso es más difícil en Europa, y si se da es en menor escala, "fijate" (sin acento para "argentinarlo") sino en los casos Alemán y Francés.
Demasio pa mi.

Malo Malísimo dijo...

Ahí está la gracia del Sistema. Yo lo jodo, tu lo pagas. ¡Magnífico!

Malo Malísimo dijo...

Vos sos un pive increible, no más me faltó entrar para encontraros.
El "poblema" queridísimo Doctor, es que aquí engañaron al sistema, pues no entraron como hipotecas basura, sino como bonos o avales que ni abonaban, ni avalaban. Si no, de donde que los 700.000 millones tambíen cubran las pérdidas de los bancos europeos.
Piquitos

Amigo de la Dialéctica dijo...

Hola amigo:

Ya estoy aquí en tu blog. Lo enlazo al mio como visita recomendable.

Ánimo y a seguir opinando como tu lo haces. Muy buena entrada.

Un abrazote amigo.