miércoles, 10 de septiembre de 2008

¿El fin del Mundo?

No pudo ser. No aciertan ni una. Claro que si acertasen, ¿Quién lo sabría? ¿A quién le dirían, ves como tenía razón? De nuevo los agoreros se equivocaron, ¡como tantas otras veces!
Me explico, hoy se terminaba el Mundo. Finito, the end. Bueno, el experimento comenzó, el acelerador de partículas del CERN iniciaba esta mañana el más audaz, controvertido, increíble experimento que la ciencia podría soñar, bueno, algunos. Partículas de materia y antimateria lanzadas por un tubo cuyo interior está a una temperatura de -271,3º C. y a esperar que choquen entre si. Lo hacen, está calculado lógicamente en determinados puntos donde tienen los aparatos para medir ese choque. ¿Qué buscan? Difícil respuesta.
Unos buscan aunar teorías físicas, otros buscarán a Dios ( no se extrañen, si escuchan hablar a un físico teórico sobre física cuántica, parecen mismamente, San Juan de la Cruz) Los más las respuestas a muchas preguntas que las matemáticas deducen de sus formulaciones, pero que hasta ahora no se podían demostrar. Buscan entre otras cosas, conocer qué es la materia oscura, esa que conforma el 96% del Universo, buscan conocer el porqué y el cómo de hadrones, fotones, electrones, muones… esas partículas elementales que las más de las veces se comportan de modo poco académico, buscan el escurridizo bosón de Higgs, una partícula elemental, deducida empíricamente pero aún no localizada y que es la responsable de la masa de de esas partículas elementales. Qué saldrá de todo ello, además de una gasto de 4000 millones de €, coste del aparatito y sus componentes, de 100 países y 10.000 físicos trabajando codo con codo. Puede salir desde el dominio de fuerzas desconocidas, hasta la manera de controlar la fusión nuclear, o el modo de obtener energía de la materia/ antimateria.
Ahí está el futuro, no en el ladrillo ni en la especulación. El futuro de España y Europa pasa obligatoriamente por controlar la tecnología más puntera el I+D es la solución. Por poner un ejemplo. Costa Rica, está trabajando en un motor espacial que funciona a base de plasma (el cuarto estado de la materia) ¿para qué? La respuesta es sencilla. Todo el mundo está interesado en ir a Marte. El problema: la distancia. Con un motor convencional, los que se emplean ahora, sería un año de ida, la estadía y un año de vuelta. No hay cuerpo que aguante eso. Objetivo del motor de Plasma, hacer el viaje en uno o dos meses. ¡Eso es velocidad! Y eso es futuro. ¿ Ciencia ficción? Al ritmo que agotamos los recursos creo que no. Y el espacio exterior está a rebosar de ellos. No estamos tan lejos del planteamiento de muchas películas de ficción, y la tecnología la tenemos. Todo se andará.

1 comentario:

Paco Centeno dijo...

Excepcional amigo.
Tu lo has dicho. Estos experimentos necesitan de consorcios de países para llevarse a cabo, por eso Europa y EEUU son los que pueden.
La esencia de la materia y energía es el sueño/realidad que persiguen y su conocimiento más profundo el poder. Desde el enunciado de la teoría atómica hasta los postulados de Einstein y su teoría de la relatividad sobre la materia y la energía, y los más actuales sobre la materia y antimateria, se persigue su conocimiento como fuente de poder: quién tenga la energía tendrá el futuro de la humanidad en sus manos.
Una anécdota, la radiación que "sobra" de estos aceleradores, los biólogos la usamos para irradiar cristales de proteínas y conocer así su estructura, es decir hacemos "radiografías" de ellas para ver cómo son.
PD. Volví anoche, pero ya estoy contigo