lunes, 29 de septiembre de 2008

Vuelvo cada vez que puedo

Quiero verla de nuevo, la roja, la hermosa, la más bella, perderme donde cantan los ruiseñores, ser su prisionero entre el lamento del agua pura y el Jazmín y con ella buscar la salida por las estrellas. Quiero perderme de nuevo en ti, pasearte, sentirte y después… bajarme a los almendros, a beber vino del “jondón” Quiero volver a ti para encontrarte.
¡Qué envidia no vivir allí!.

3 comentarios:

Satine dijo...

Aysss qué post más bonito y hermoso,
sé malo...besis

Amigo de la Dialéctica dijo...

Hola Malo Malísimo:

Vaya inspiración, te felicito.

Ya que estoy aquí aprovecho para invitarte a formar parte de la Fábrica de Ideas de Extremadura cuya administradora es nuestra Marisitos. Te dejo el enlace. Le dejé mensaje a Paco Centeno para que también te trasladara la invitación; eres muy necesario. Además no te ocupará mucho tiempo, es una fábrica online de ideas 2.0

Te dejo el enlace a continuación:
Fábrica de Ideas de Extremadura .

Un abrazote amigo.

Anónimo dijo...

malillo, te voy a hacer dos pregun "pa" que me contestes tú o algún otro usuario del blog.
es sobre la crisis:
si los sabios del capitalismo y del neoliberalismo denostan a los países comunistas y a su sistema comparándolos con alguien que gasta rabo, cuernos y tridente (no estoy hablando de ti)¿cómo es posible, si es verdad que es tan malo, que países que lo aplican como China y otros que el estado ejerce un control grande en su economía como Brasil puedan ser potencias emergentes al punto que, como es el caso chino, procupan a EE.UU?, ¿será posible, a pesar de lo que nos cuentan, que el estado, buscando una fórmula adecuada, pueda promover de una manera más fiable y justa el crecimiento económico?.
agur y un besote, Miguel.