jueves, 2 de enero de 2014

2014

 
Bien, ya he escuchado el concierto de Año Nuevo de Baremboim, magnífico, además a hecho lo que estaba esperando se hiciese desde hace años...ha dejado sólos a los Maestros de la orquesta a la hora de interpretar la Marcha Radetzy y él entre saludo y saludo a los miembros de ella hacía pequeñas indicaciones al público.

Hace años que comienzo el año escuchando/viendo el concierto. A ver si algún año de estos Fortuna tiene el capricho de permitirme ir, con toda solvencia, comodidad y soltura económica a Viena y disfrutar del mismo en directo.

Bueno, ya está aquí, nuevecito, a estrenar y cargado de ilusiones. Aunque estoy más que seguro que gilipollas dispuestos a cargarselo hay como para parar un tren pero espero que al menos esperen cuatro o cinco meses para hacerlo.

Mis deseos para este año pues los mismos que los vuestros, los mismos que los de todos los años,, salud, amor, trabajo y dinero primero para los más necesitado de ello despues para los menos y si queda algo, espero que si, para el resto y algo para mi.
Salud, república y buen año para todos.

12 comentarios:

V dijo...

Feliz año, Malo. A ver qué tal se da este 2014 :)*

Malo Malísimo dijo...

Seguro que bien Vero, seguro que bien.

Temujin dijo...

Pues yo no lo he oido, estaba de funeral, no soy persona que piense que un cambio de fechas modifique conductas, pero Feliz Año, Malo..

María dijo...

Jo! xD MALO, a mi este concierto me pilla todos los años dormida... ni un solo año lo he visto, así que si no ye importa te acompaño de botones cuando vayas en vivo y en directo... bueno o de ojal, de lo que sea, ya sabes que como y ocupo poquito:-)


Tooodo lo mejor del mundo para ti y los tuyos este 14 y los que le seguirán mi querido grandullón ¿que año no habido una recua de personajes con ganas de cargárselo todo? somos así de miserables los humanos. Me temo que hay gente que solo es feliz haciendo daño... el resto, a evitarlos y sobrevivirlos.


Montones de besos MALO.

Malo Malísimo dijo...

Bueno Temu...esa no es buena forma de empezar el año...más que nada por los deudos, lo van a recordar siempre.
Y respecto a lo de modificar conductas...¡Que no sea por falta de ganas e ilusión! Que te venga bien el año.

Malo Malísimo dijo...

María, si Fortuna se acuerda de mi como para poder ir allá, me acordaré de ti, aunque no eres la primera en decirlo, pero no importa, nos iremos a Viena si puede ser. Y para ti igualmente buen año.

Joselu dijo...

No vi el mencionado concierto. Estábamos preparando la comida de año nuevo y la casa estaba llenándose de gentes. En cuanto a la magia de las cifras, yo soy poco aficionado a ellas. Ni me inmuté cuando cambiamos de siglo y de milenio, ni me va a inmutar cambiar de año. La vida sigue su curso. Ya es día tres y parece que ya se ha desvanecido esa ilusión de las 00.00 del día uno de enero. Yo no comí las uvas, pero participé de la ceremonia ingenua de abrazos para desear un año mejor.

Saludos, Malo.

Malo Malísimo dijo...

Querido Joselu, los solsticios y los equinocios seguirán pasando inmutables a lo que celebremos. Son como bien dices ingenuas ceremonias que ni nos cambian, ni cambian las cosas, pero bueno, al menos es divertido.

Novicia Dalila dijo...

Muy buena y sana rutina para empezar el año, sí señor. No como la mía, que es empezar el año con un chocolate con churros, tan lleno de calorías.. :S.
Te deseo un feliz 2014, Malo. Lleno de todas esas cosas buenas que has dicho. Para ti y para todos.

Un beso

Yolanda dijo...

Yo también veo cada 1 de enero el Concierto de Viena, es una costumbre heredada de mi padre. De pequeña me parecía increíble que toda esa gente estuviera tan arreglada a esas horas de la mañana tras la previsible fiesta de Nochevieja, creía que estaba grabado. Hoy me sigue maravillando la belleza de la sala, la perfección de la ejecución, elpersonal estilo de cada director (Barenboim estuvo fantástico este año), la complicidad del público, siempre correcto y educadísimo, el maravilloso ballet... Las piezas musicales cumplen con la tradición y nos trasladan a los años de esplendor que no volverán. Polémicas aparte, empezar el año con buena música es una estupenda opción. ¿Significado de la fecha? Allá cada uno con su interpretación. Creo que necesitamos marcar hitos, fronteras, para señalar un antes y un después, un punto y final para comenzar una nueva etapa porque necesitamos otra oportunidad, otra ocasión para no equivocarnos, para ser más felices, sabiendo que casi todo lo que pedimos es imposible. Es inevitable la muerte, el dolor, el fracaso, pero intentamos conjurar el peligro cumpliendo ciertos ritos y sumándonos al jolgorio general.
De cualquier manera, espero y deseo que este año sea mejor que el anterior. Un abrazo.

Ricardo dijo...

Que te sean propicios los años venideros. El concierto forma parte de mi desayuno del día 1.

LOLI dijo...

Holaaa!! Q alegria m das cada vez q apareces por mi casa!! Pues ya os contare...Estoy esperando a q el banco m responda si m da la dacion en pago,ya ire informando estoy muyyy liada pero no os olvido a ninguno.

BESAZOS