viernes, 21 de febrero de 2014

Estados de ánimo


Como ya habréis observado llevo tiempo apático, abúlico, hastiado, abrumado por el tedio, a disgusto...¡qué pena que el hastío no sea a la comida! ¡He vuelto a engordar!
¿Por qué? Bueno, como siempre por estas fechas, espero que sea debido a la  astenia  (apatía, fatiga física o ausencia de iniciativa) pre primaveral. ¡Necesito luz y calor!, es que uno es de secano y claro... Pero a pesar de ello lo que más me aplana no es mi estado anímico es la cruda y dura realidad. En Venezuela o en Ucrania se están matando unos y otros y no alcanzo a entender los motivos y aquí, lo de aquí es que ya no tiene nombre. Si uno dice blanco el otro dice negro. Si uno afea a otro su conducta éste le sale con el ya famoso ¡Y tú más! Y qué carajo importará lo bien o mal que lo hiciese el otro (agua pasada no mueve molino) importa y mucho lo mal o bien que lo estés haciendo tu.
El otro día mi buen y muy querido amigo Vicente me citaba a San Agustín cuando decía que la Ley si no es justa no es ley y que tal vez la Iglesia lo podría “Desantar”, despojarlo de la santidad y Yo, ingenuo de mi, pensaba en que tal vez se podría des-votar, pero no, ya había salido algún ministro del ramo para decir que si ellos habían salido elegidos, sus decisiones eran la de la mayoría.  
¡Hasta miedo me da ese argumento! ocurrencia ¡cómo no! Del ínclito Gallardón.
Paro, miseria, hambre, necesidad, pobreza infantil, energética, económica ¡Pero la economía va por el buen camino! ¡Dónde andará el camino que Yo por más que miro no encuentro ni una mala vereda! Y la deuda aumenta y la deuda respecto al PIB sube y el Estado pagando seguros desmesurados y fatuos para que las grandes empresas españolas hagan sus proyectos faraónicos allende los mares o los desiertos y anden a la gresca con los promotores y todo ello para mayor gloria y loores del nombre patrio, de la “Marca España”. No si ahora resulta que ya no somos un Estado ni somos 2000 años de historia ni somos un pueblo somos un nombre comercial. ¿No sería más comercial para con nosotros mismos invertir esos dineros aquí? ¡Aunque sólo fuese para dar de comer al personal! Y siguen los Jueces en su búsqueda incansable e inconmensurable de chorizos y choriceos varios y siguen saliendo incólumes al desaliento los corruptos, corruptelas, devaneos con la justicia o con la hacienda día sí, día también.
Sí, ya, ya sé que todo esto no suena nada bien. Bueno, uno tiene sus días y últimamente yo lo que tengo son ratos porque el día me lo amargan entre unos y otros y claro a la larga el ánimo se resiente y mohína y amilana. Esperemos que mañana escampe en todos los sentidos. 

6 comentarios:

María dijo...

Mi querido MALO, no soy de secano y como tú necesito el sol, como tampoco nací al lado del mar y ahora ya no puedo vivir lejos de él. Tampoco tengo ninguna fórmula mágica que te ayude ni por dentro ni mucho menos por fuera y para que veas que no vengo más que a tocarte las narices sin queriendo jaja encima yo adelgazo por más que coma, así que como en mi todo va al revés, no sé que decirte que no sepas, salvo una cosa...( NADA SOBRE POLÍTICA, CORRUPCIÓN, NI JUZGADOS sorry :)) no te rías ¿vale? (por cier acabo de ver tus chiste, graaaacias. Te tengo de prime en el bloc, en cuanto coja carrerilla allí -me aburrí de mi misma, perdóname- .. de vosotros no;-))

Verás, a ratitos siempre ando curioseando cosas y de madrugada me encontré una maravilla ( para mi al menos) algo que me hizo pensar que el problema de todo es que no sabemos mirar, por eso lo que nos rodea a veces nos hace sentir tan mal. Todo es como es, malo y bueno. Siempre ha estado y siempre estará. Nada nuevo bajo el sol MALO. Creo que miramos en panorámica, en planos largos y hay que aprender a mirar en corto, en macro. Creo que todo el secreto está en eso ...solo que no somos capaces de verlo, ni de sentirlo, ni mucho menos disfrutar cada instante. Cuando aprendamos a darle la vuelta a nuestra perspectiva defectuosa, todo volverá a donde debe estar... jaja y como no tiene ningún sentido lo que te estoy escribiendo te voy a dejar lo que encontré y en cuanto tenga tiempo intentare explicártelo mejor ( si soy capaz;-) en la siguiente entrada ( no sé a ver si le lunes;-)) creo que va a ir de esto...mirar en macro jaja ¿te suena a chino verdad? jaja bueeeno, mejor te dejo ya.

Solo quería dejarle unos mimitos a tu ánimo y darte la gracias. A ver si te gusta... PARA TI, a falta de sol...nieve macro :))

Consuélate aquí sigue lloviendo y ya llevamos tres mes sin parar y sin ver el sol, por eso miro nieve jaja


Un beso grande y muuy feliz finde grandullón, recueerda mira en "macro" aaaah! y no te preocupes, tú come que disfrutas, luego me pasas alguno de tus kilitos y yo engordo.. todo solucionado ¿ves qué fácil?...qué mal repartida está esta vida xD;))

Malo Malísimo dijo...

Con que no me ría... anda, anda.
Tenemos que ver la manera de traspasar kilos de manera efectiva y rápida. Que te conste que lo voy a estudiar. :) :)
Me han encantado esos cristales, gracias.

Ana dijo...

Malo, ya no alcanzo a entender los motivos de la mayoría de situaciones que me toca presenciar y/o protagonizar. Estoy en una especie de estado contemplativo-consternado.
Escampará, escampará.
Abrazo

Novicia Dalila dijo...

Espero que hoy estés mejor, Malo.
Las malas rachas se acaban, por eternas que se nos hagan.
Como ves, la teoría me la sé de puta madre... :S

Un beso fuerte, Badboy

Malo Malísimo dijo...

Vamos Ana, que estás igual que yo Un amigo mío dice en estas situaciones.: ¡No se si reirme o directamente cortarme las venas.
Nos reiremos, más que nada por no mancharlo todo.

Malo Malísimo dijo...

Gracias Novi, me río, me estoy riendo que no veo las teclas. Si la teoría nos la sabemos todos muy bien el problema es la práctica...¡Qué mal que se nos da! Pero mientras nos riamos...