domingo, 26 de octubre de 2008

Carabanchel

Ya cayó, pero aunque arrasen su perímetro, aunque excaven hasta las entrañas de la tierra, en la mente y en el recuerdo de muchos continuará en pié.
Derribarán, removerán, planificarán, urbanizarán, pero los gritos, el dolor, el hambre, la desesperación, la impotencia, la rabia continuará allí. Latente, agazapada, esperando a que alguien, no importa quién, se pare y preste atención a ese aullido mudo, ahogado de la libertad. ¡Que importa que la derriben!, ¿se pueden derribar los recuerdos?


Muchos son los que han querido que al menos, su cúpula quedase como un monumento, como un recuerdo a la barbarie, a la intransigencia, a la venganza. http://paco-centeno.blogspot.com/2008/10/las-vctimas-ms-vulnerables-del.html
En la obra las “bicicletas son para el verano” queda patente cuando al final dicen: “ha llegado la Paz” y se responde “no, ha llegado la victoria”.
Llegó la victoria, la venganza y la vergüenza, ayer de aquellos pobres desgraciados, hoy de nosotros, de los que aún sentimos vergüenza, vergüenza de la bajeza moral, de la cobardía de aquellos que se dijeron vencedores. ¡Honor y Gloria a los Vencidos! Desprecio y olvido a los vencedores. Olvido no de enterrar recuerdos, olvido no de borrar el dolor. Olvido de negarles el pan y la sal, olvido de condenarles al ostracismo. ¿Olvidar esa barbarie? ¡NUNCA!, ¡Que paguen su culpa los traidores!, traidores a la libertad, traidores al pueblo, traidores a la Ley, traidores a sus Juramentos.
Muchos son los recuerdos, unos más recientes otros más viejos pero igual de amargos.
¿Un monumento? No, el odio no merece monumentos. Un recuerdo, un recordatorio, si, que nadie olvide.
A todos aquellos que sufrieron esos muros, a todos aquellos que se vieron cercados de hormigón y de odio, a los de dentro y a los de fuera, hoy quiero darles un profundo abrazo, hoy quiero felicitarles, porque hoy comenzó en verdad su libertad, porque la libertad es un pájaro tan raro que aunque sólo la retengas cinco minutos siempre pierde algo en tanto no desparezcan las paredes que la oprimieron. Hoy ese pájaro vuelve a volar libre.

11 comentarios:

Borrasca dijo...

Tienes razón Malo, que nadie olvide!!! Porque los pueblos que olvidan su historia están condenados a repetirla.

Besos borrascosos

Fernando dijo...

No hay que desesperar, porque aunque caiga Carabanchel, quedan en pie montones de prisiones. Bastante siniestras además.

http://www.belt.es/noticias/2004/noviembre/02/carcel.htm

Likuid dijo...

Por entre los barrotes pueden escaparse muchas cosas.

Paco Centeno dijo...

Creo que con mi post de este domingo te contesto y con el tuyo me contestas. Te enlacé en el texto para que conste que estamos en la misma sintonía.
Compañero y sobre todo también amigo.

Ruth dijo...

Hoy ese pájaro vuelve a volar libre.

Querido compañero, si aquellos y aquellas que padecieron que perdieron su vida, proclamando y defendiendo la libertad, esa con la cual nacimos y nacemos, esa la cual nada ni nadie es digna de arrebatarnos, creo que se sentirían orgullosos, por ver que a pesar de haber tenido ellos y ellas que perder la suya en el intento, su sacrificio, su esfuerzo no ha sido en vaalde, ya que siguen presentes y son fuerza para muchos de nosotros en seguir defendiendo esos ideales cada día.

Es necesario que nuestras generaciones las venidas y las por venir, sigan conociendo nuestra historia, porque también es y será la suya.

A seguir defendiendo la libertad, que nadie es digno ni digan de quitarnosla.

Un abrazote y muchas gracias por este estremecedor y precioso posts.

Malo Malísimo dijo...

ruth, la libertad nunca te la puden quitar por más que te encierren. ¿Porqué crees si no que siempre que encierra a alguien, machacan a su familia, a sus amigos? Para acabarlo, para degradarlo y reducirlo a nada. Borrasca tiene razón no olvidar para no tener que repetir. Likuid es más positivo pero por desgracia de esos barrotes sólo escapa la esperanza y si, fernado tienes razón, toda la razón, no podemos desesperar mientras se mantengan en pie los carabancheles del mundo, sean del color que sean, ni las prisiones de guantánamo, ni las de la Habana, nadie debe estar encerrado por pensar distinto. Pero como bien sabeis los opresores temen más a la idea, al pensamiento, a la libertad en suma que a la peste.
Como dijo Rosa Luxemburgo "la libertad es la libertad de los otros", de esos que piensan distinto.

joaquin dijo...

Malo, me gusta más esta frase de Azaña "La libertad no hace más libre a los hombres, los hace sencillamente hombres"

Mi abuelo también estuvo 7 años en cárceles de este tipo, y entiendo que no se deberían de derribar, si no hacer un edificio continente para actos cívicos, culturales, científicos..., y de todas aquellas actividades por las que ellos lucharon para tener una España mejor. Que mejor homenaje para ellos que un edificio de estas características, eso sí, con un recordario, placa explicativa, de lo que fue el edificio y en lo que se convierte el edificio para la convivencia en paz de todos, eso sí formados y cultivados.

Un saludo

Amigo de la Dialéctica dijo...

Hola amigo Malo Malísimo:

Como decía Unamuno, nos vencenrán pero no nos convencerán. En nuestra memoria lo ocurrido nunca será olvidado. Es por eso de nuestro interés para cambiar de metodologías, para que resulte imposible que vuelva a ocurrir los lamentables sucesos que ocurrieron.

Recibe un abrazote amigo.

Satine dijo...

Querido, admirado y adorado compañero, qué sabias tus palabras, estoy contigo...

joaquin, me parece acertadisimo el apunte que realizas sobre Azaña...

un besitín, piquitinos, petonets, etc..pero sobre todo castos

muakssssss

Amigo de la Dialéctica dijo...

Hola de nuevo amigo Malo Malísimo:

Hoy he contestado a tus sabias palabras que dejastes ayer sobre Darwin en mi blog. Te recomiendo pasarte y leer esa respuesta que te he dejado. Al final resulta, según los científicos actuales que he consultado, que la vida en la tierra se debe al polvo cosmico.

Recibe un abrazote amigo.

Nota: Hemos de informar a nuestro Soñador de la Plaza de la Cordialidad del canalillo que utiliza borrasca para identificarse, seguro que se hace visitante fijo de tu blog.

Recibe otro abrazote amigo.

Domingo dijo...

Después de leer ya calló. Me gustaría dedicar estas líneas a tantas mujeres que vivieron días y años de angustias a la puerta de esa maldita cárcel donde pasaron horas esperando angustiadas noticias de sus seres queridos. A mi querida madre que salió de un pueblo de Extremadura para pasar años de sufrimientos a la puerta de esa cárcel, donde entro con dos años, un día de la Merced, mi hermana con un cartel en la espalda con su nombre y el nombre de su padre para que la conociera. Cuanta tristeza encaraban esos muros.
Para mis queridos padres.
Maribel