martes, 13 de enero de 2009

Llegó el Invierno 2ª Parte.

Cualquiera diría que me leen en el Ministerio de Fomento o en Moncloa.
Bueno, tal vez, nunca se sabe.
Dejemos las flores. Tal y como decía, la responsabilidad se debe buscar donde está, no donde nos gustaría que estuviese. Ahora bien, achacar todos los males a Iberia o desviar la atención hacia la compañía, tampoco.
Que Iberia lo ha hecho peor que de pena, no hay duda. Que la Compañía tiene problemas con sus pilotos y no los arregla, también.
Pero Barajas no es el aeropuerto de Iberia, ese aeropuerto es de AENA, y AENA es la responsable de las pistas, la torre… las quitanieves. A frente de AENA está Doña Encarnación Vivanco Bustos, y la responsable de Infraestructuras es Doña Amparo Brea Álvarez, al cargo de los Aeropuertos Españoles se encuentra Don Javier San Martín Andrés.
Ignoro quien es el Director del Aeropuerto de Barajas, y quién es el Director de Infraestructuras o el Jefe de mantenimiento del mismo aeródromo, pero por ahí es por donde empezar a buscar. Por ahí y un poquito más arriba.
Y ahora lo otro, el otro caos, el caos Madrid. ¡La Ministra que dimita la Ministra!, es una inútil, un florero, una cosa (muestra de cariñosos calificativos) Claro, la Ministra debe dimitir por el caos de la M40, el Alcalde por el de la M30 que es suya y Doña Esperanza por la M50 que es de su competencia. ¡Que dimitan todos por inútiles!.
Pues no señores, tampoco. Esas vías tienen unos responsables y son esos responsables los que tienen que dar cuenta de su gestión. Todos entendemos que ante imprevistos del calibre de esta nevada, que no ha sido floja, debemos de resignarnos, tener paciencia y cooperar en la medida de los posible, pero este caos, esta descoordinación entre administraciones, este pasarse la pelota unos a otros no podemos, no debemos permitir que se repita de nuevo.
¿Tan difícil es organizar un centro de coordinación de recursos?
Y otro día hablaremos del overbooking, del handling, y esas otras puñetas que con nombre en inglés nos complican la vida en los aeropuertos. Handling … carajo, maleteros de toda la vida.
Sed Buenos y Pecad Mucho

14 comentarios:

Nieves dijo...

Tienes toda la razón y no estaría mañ que te leyeran algunas/os de los que trabsajan en Fomento.

Pero es mejor tirar la piedar al otro y esconder la mano.

Saludos. Nieves.

Nieves dijo...

jolinés con la informática y las prisas jajaja
Quise decir mal y trabajan.

A mí me gustaría que se decidieran de una vez a dejar de buscar siempre culpables, recocieran parte de su responsabilidad y por tanto de su no hacer bien, pidieran disculpas, que no estaría nada mal y comenzaran a buscar soluciones reales para la próxima ocasión.
De los errores se aprende y mucho, si uno los reconoce.

Bess. Nieves.

Joselu dijo...

Realmente el espectáculo que se está dando es grotesco. ¡Pobres viajeros! Viajar se ha convertido en algo peligroso y no por el viaje en sí, sino por todo el proceso que lleva hasta el avión y que con suerte despegue. La división en tantas administraciones deriva en descordinación total. Eso para no hablar de las tarifas engañosas aéreas que ahora te añaden el equipaje, el seguro, la elección de asiento, emisión del billete... Recuerdo el tiempo en que en los aviones te daban una bandejita con comida y que se incluía dentro del precio del billete por barato que fuese. Volar se ha hecho incómodo y peligroso.

Likuid dijo...

En mi opinión el problema surge cuando empresas privadas proporcionan servicios que deberían ser públicos. El trato al cliente se torna, incompresiblemente, denigrante.

Alberto Fuentes dijo...

Ademas de estar con Likuid, creo que en casos de este calibre tienen que caer cabezas responsables. Y si tiene que caer un ministro pues que caiga. Que aqui parece que tenemos cargos super responsables pero que a la hora de la verdad no se responsabilizan de nada y terminan haciendo responsable al pobre pringado que echaba la sal en la calle.

Si se ocupan esos cargos y se cobra tanto por esa responsabilidad es precisamente por eso. Porque si ocurre algo tu eres el responsable. Y sí, la gente tiene que amoldarse a una nevada como la del viernes y aguantarse, pero tambien tiene que exigir un minimo de orden y prevencion. Y eso no se ha hecho. Como decia en mi post, la profesionalidad ya no existe y la seguridad ya no se toma en serio. Y esto es una prueba mas.

bitdrain dijo...

Muy buenas,

Pasaba por aquí y he de decir que me encanta lo que dices en la cabecera del blog.

Un saludo.

Amigo de la Dialéctica dijo...

Hola Malo Malísimo:

Pienso que te leen en el Ministerio, ya se plantean hacer alguna restructuración.

Aunque la restructuración también va a afectar a la oposición, la prensa nos informa que la dirección del PP catalán ha abierto un expediente a la diputada del PPC Monserrat Nebrera por haber dicho que el acento andaluz de la ministra de Fomento es de "chiste".

No está nada mal esto de las restructuraciones tanto de los responsables internos del Ministerio, como en el partido de la oposición por falta de educación.

Recibe un abrazote amigo y gracias por pasarte por mi blog. Hoy te he dejado en mi blog un post que te va a gustar.

Satine dijo...

es que mi niño...cómo no van a leer tus sabias recomendaciones????besis guapo!!!

Amigo de la Dialéctica dijo...

Hola Malo Malísimo:

Te he dejado una respuesta en mi blog sobre Don Carlos.

Aunque mejor lees la que le doy a Paco Martín. Eso de la demografía de las camas vacías tiene una perspectiva muy buena si se trata de llenarla y hacerlo con posturitas.

- Javier, que has tomado hoy.
- Daimon, no te preocupes es la medicación que me ha recetado mi chamán.

Recibe un muy fuerte abrazote amigo y sigue escribiendo a la Ministra.

JOSÉ dijo...

Malo,

Eres un ser extremadamente idealista. Si siguieran tus recomendaciones, pronto esto se convertiría en una nueva Atlántida con una cultura política democrática desbordante. Pero es un sueño. No obstante, you have a dream.

El problema de todo es que en España no hay mecanismos e instrumentos que permitan que los responsables rindan cuentas a la ciudadanía.

En Madrid, con la nevada tuvimos un pequeño "problemilla" con las carreteras. El centro de Madrid se colapsó: los coches patinaban, hubo accidentes, atropellos, etc; sin embargo, el Ayuntamiento, que debía coordinar el centro de Madrid puesto que es competencia suya, no lo hizo.

El caos del centro se propagó por las carreteras adyacentes que pertenecen al estado pero que, según un decreto- ley, el que las debe de coordinar es la Comunidad de Madrid. No hubo previsión- reacción.

Considero acertado las declaraciones que hizo Esperanza Aguirre al respecto: "no podemos tener un equipo de funcionarios y decenas de quitanieves cuando semejantes inclemencias ocurren una vez cada ocho años". Estoy de acuerdo. No obstante, debería haberlo prevenido.

Después, el Ayuntamiento y la Comunidad echan la culpa a Maleni. Cuando la única culpa la tienen ellos. A su vez, el Ministerio echa la culpa a las administraciones, provocando un guirigay incomprensible para el ciudadano medio.



CAOS EN EL AEROPUERTO. INCOMPETENCIA DE MALENI.

Volvemos a lo mismo: falta de previsión.

Por una parte, tenemos la incompetencia de AENA. No hizo nada. Las pistas congeladas, nieve por todas partes, caos en el aeropuerto, en las pantallas no ponía dónde debía ir la gente, falta de organización, empleados sin estar en el puesto de trabajo...
Dos días después me encuentro en la TV a un responsable de AENA describiendo detalladamente lo que se tenía que haber hecho. Perfecto. Mi pregunta es ¿Por qué no se hizo? ¿Por qué no dimite? Fácil la respuesta: si dimitiera, el Ministerio tendría que cargar con parte de su culpa y se produciría el efecto de la manza podrida: caerían uno detrás de otro.
Eso y que al responsable de AENA le falta cultura política democrática. Para él, él no tiene que rendir responsabilidades a la ciudadanía, sino a la Ministra.

(Seguimos un poco más. Me queda tiempo antes de ponerme a estudiar...)

Mientras tanto en los aviones se produce una situación inadmisible. Los pilotos aprovechan el vendaval para acometer una huelga encubierta. (llegado a este punto hay que decir que una vez cerrado el avión el que tiene la autoridad y mando es el piloto). El objetivo de los pilotos es retener a los viajeros en el avión horas y horas, enervarles, cabrearlos y tocarles las narices para que vayan disparados después a presentar reclamaciones. Eso se llama abuso de autoridad. ¿Y la Ministra que hacía? Tocándose el higo.

Seguimos un poco más...

Los viajeros, en su coherencia y lógica democrática, se amotinan, se sublevan y se encaran a los pilotos en el avión. ¿Qué ocurre? Se manda a la Guardia Civil para sofocar la rebelión. ¿Dónde está el derecho del ciudadano a sublevarse cuando está siendo víctima de una acción injusta?

Esto no hace más que demostrar la falta de valores democráticos de nuestro país.

Deleznable.

Y perdona la extensión.

Un saludo a todos

Hitos dijo...

Depurar responsabilidades y que el que la cague apenque.

Una preguntina ¿es responsabilidad de la ministra que un avión de una empresa privada no quiera volar?

Hitos dijo...

Malo, para que se apunte más gente a seguir tu blog pon el cacharrito de abregarse arribita de la sidebar (eso que está a la izquierda en tu blog, donde pones poesías lindas y esas cosas), ponlo donde se pueda ver mientras leen el ultimo post escrito.

A la gente hay que darle las cosas cómodamente.

Besos

Hitos dijo...

Aaaaaaaaaaains, quería decir agregarse no abregarse

Malo Malísimo dijo...

Hitos, que ni se le ocurra comentar nada, la empresa es privada, son custiones privadas.
Que proteste el PP que la privatizó.