miércoles, 16 de febrero de 2011

¿Donde están las musas...que no las encuentro?

Como estamos inspirados pero se me escapa la musa tiraremos de memoria.
Espero que os gusten estas cancioncillas de Atahualpa Yupanqui, que a la velocidad que va
la cosa me temo que son de rabiosa actualidad.


El Poeta
Tú crees que eres distinto,
porque te dicen poeta,
y tienes un mundo aparte,
más allá de las estrellas.
De tanto mirar la luna,
ya nada sabes mirar.
Eres como un pobre ciego,
que no sabe a dónde va.
Vete a mirar los mineros,
los hombres en el trigal,
y cántale a los que luchan,
por un pedazo de pan.
Poeta de ciertas rimas:
vete a vivir a la selva,
y aprenderás muchas cosas,
del hachero y sus miserias.
Vive junto con el pueblo;
no lo mires desde afuera,
que lo primero es el hombre,
y lo segundo, poeta.
De tanto mirar la luna,
ya nada sabes mirar.
Eres como un pobre ciego,
que no sabe a dónde va.
Vete a mirar los mineros,
los hombres en el trigal,
y cántale a los que luchan,
por un pedazo de pan
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
La Copla
Pescador de mar adentro
Mi amigo siempre cantaba.
Un día volvió su copla
Con el adiós de la barca.
Vi correr sangre minera
Por un pan endurecido.
junto á la mano crispada la luna se volvió trigo.
No me dé penas la vida,
Me sobra con la que tengo.
Como el quebracho del monte
Sobre el hachazo florezco.
Trabaja el indio en la piedra
Su socavón de silencio,
Y á su sombra se cobija
Mi corazón cancionero.
Lo siento gemir al viento
Cruzando montes de espinas.
Salgo al camino y le grito
Para servirle de guía.
Allá por el cielo arriba
Va la luna lastimada,
Como una copla perdida
Que ya no tiene guitarra.
Trabaja el indio en la piedra
Su socavón de silencio.
Y á su sombra se cobija
Mi corazón cancionero

6 comentarios:

Tiburzio dijo...

¡Koile!... hace unos días me escribías "¿Donde está ese enemigo, que no lo veo?", hoy titulas esto "¿Dónde están las musas...que no las encuentro?"...
¿Te pasa algo? ¿quiés que te traiga un vasito dagua?....y, por cierto,
¿Dónde has puesto las llaves?...
¡Tchs!...jejeje

María dijo...

Pues verás MALO,

yo toda la vida pensé que la preciosa canción del poeta era de JORGE CAFRUNE y aunque seguro que a ti te gustará mucho más la versión a ATAHUALPA, me vas a dejar que te deje la versión de Cafrune, porque me recuerda mucho a mi padre, te hubiera encantado escuchársela a él, no veas que lloreras he pillado yo con estas canciones..

AQUÍ TE LA DEJO

Y... me voy rapidito para no mojarte esto:-)

Un beso muuy grade MALO y... dale las llaves a TIBURZ, que no veas como es cuando se pone insistente :-) bueeeeno, uno pequeñín para ti también...


¡¡felices sueños para los dos!!

Novicia Dalila dijo...

Me encanta la primera... Una muestra evidente de que la poesía es atemporal.

Un beso, Malo.

Malo Malísimo dijo...

Tiburz, las llaves, ya sabes, la vecina... y mira agua...pa los pépinos, mejor un buen vino.

Además está muy mal meterse con los mayores y más si son despistados.

Malo Malísimo dijo...

Cualquiera versión es buena cuando es fiel María, esa es la clave.
Y no le hagas caso al trasto ese del Tiburz.

Malo Malísimo dijo...

Novi, es lo hermoso de la poesía, hasta la más antigua es rabiosamente actual. La primera es realmente bonita y a mi de la segunda me gusta:

No me dé penas la vida,
Me sobra con la que tengo.
Como el quebracho del monte
Sobre el hachazo florezco.