miércoles, 19 de marzo de 2014

PUNTO Y RAYA


PUNTO Y RAYA

Entre tu pueblo y mi pueblo
hay un punto y una raya.
La raya dice no hay paso,
el punto : vía cerrada.


Y así entre todos los pueblos,
raya y punto, punto y raya.
Con tantas rayas y puntos,
el mapa es un telegrama.
Caminando por el mundo
se ven ríos y montañas,
se ven selvas y desiertos
pero ni puntos ni rayas.


Porque esas cosas no existen
sino que fueron trazadas
para que mi hambre y la tuya
estén siempre separadas.

 https://www.youtube.com/watch?v=zP_A70HIUqw&feature=kp

9 comentarios:

Novicia Dalila dijo...

Es precioso, Malo. Me ha gustado muchísimo.
En cuanto pueda miro el enlace en casa, que aquí es imposible.

Un beso y gracias por compartirlo

Malo Malísimo dijo...

Novi, el enlace es la canción de Soledad Bravo.

María dijo...

No conocía a esta cantante MALO, muchas gracias. La letra de este tema es preciosa y muy verdad... todas las rayas nos las hemos inventado los humanos... como los niños cuando colocan libros al rededor de su pupitre para que nadie les copie, puertas invisibles que en el sur están resultando inservibles para contener el hambre que va subiendo de Melilla al estrecho... a ver cómo contemos el mar en un vaso.


Muuchos besos grandullón... qué musical te veo cómo me gustaaaa jaja

V dijo...

Pues dos puntos y un paréntesis abierto, por esos puntos y esas rayas.

Malo Malísimo dijo...

María esa cantante hispano venezolana de voz preciosa y prodigiosa es una grandísima autora e interprete con una carrera que para si la querrían otros. Y respecto al tema... pues eso que no hay manera, que por más que nos empeñemos... Si tienes oportunidad de verla, por que la cosa está difícil te recomiendo la película La Marcha (David Wheatley, 1990)

Malo Malísimo dijo...

Querida V por mucho que nos empeñemos la solución no pasa por nosotros. Otra cosa sería si cogiésemos a todos los que están esperando para entrar más los que tenemos ya aquí, los montásemos en autobuses y los dejásemos en la frontera de Francia con la consigna de "Trabajo de ahí para arriba". Verás como entonces la cosa cambiaba. No están ahí ni aquí por placer estar por puro hambre pero mientras sus Estados sigan siendo estados fallidos, en tanto sus recursos sigan estando en manos de multinacionales que esquilman sus países en tanto no permitamos que sus producciones agrícolas lleguen aquí ¿Qué les queda? ¿Qué pueden hacer? ¿Y nosotros qué hacemos? ¿Los dejamos pasar, los matamos en la frontera? Dificil es el problema aunque facil sea la solución.

Ana dijo...

No la conocía Malo, bellísima la canción.
Aunque desde que dejamos la manada y nos convertimos en hombres, y pemitimos que nos compongan en la cabeza la idea del individualismo feroz, dudo mucho que a quien tengas del mismo lado de la raya le importe mucho tu hambre. Así están las cosas Malo querido, muy a nuestro pesar.
Un abrazo desde este lado del punto de la raya y del azulcito que le han dado en llamar Atlántico

Malo Malísimo dijo...

Querida Ana...¿dejamos la manada? Me parece que nunca en los miles o millones de años que dicen que el hombre lleva en la tierra, éste ha sido más manada, más rebaño, más estupidamente estabulado, encajonado y llevado al matadero que en la actualidad. Nos tratan como ganado porque nos comportamos como ganado...a ver si la cosa cambia pronto pero como decía un chiste portugués que he leído esta mañana..."había un pueblo que era tan inculto que sabía más de futbol que de sus derechos" mucho me temo que la cosa va para largo. Hoy mismo es casi más importante el resultado del Madrid- Barça que el resultado de las "marchas por la dignidad" de Madrid. En tanto que el Pan y el Circo sean lo importante mucho me temo que seguirá habiendo puntos y rayas entre nuestras hambres, entre nuestros derechos, entre nosotros.

impersonem dijo...

Es una buena letra que plasma un problema que sería necesario solucionar...

Saludos.